Campi habló de la crisis que atraviesan los investigadores

La expresión pertenece a Daniel Campi, vicedirector del Conicet Tucumán, en relación a la situación que atraviesa la ciencia y la técnica en nuestro país a raíz de los ajustes que fue sufriendo el área.



La situación que atraviesan los investigadores en todo el país a raíz de los recortes que está sufriendo el sector de ciencia y técnica es alarmante. Tucumán no escapa a esta realidad y la preocupación crece.

El Director del Instituto Superior de Estudios Sociales de la Unidad Ejecutora del Conicet-UNT, Daniel Campi, cuestionó en primera instancia los cambios que anunció el presidente Muaricio Macri en cuanto a bajar a secretaría el Minsiterio de Ciencia y Tecnología. 

"La situación es preooucpante desde hace mucho tiempo. Sin duda la degradación del área de Ciencia y Tecnología de Ministerio a Secretaría es un signo que implica un retroceso en cuanto es el reconocimiento de que la ciencia y la tecnología no es prioridad para este gobierno que ya venía tomando medidas de este tipo", señaló el vicedirector del Conicet Tucumán. 

El investigador explicó que "los planes de ajuste no solamente afectan a la enseñanza superior, sino también a la salud y a distintos rubros y nos ha pegado fuerte en tanto hay una disminución sustancial de los fondos destinados al funcionamiento, a la incorporación de nuevos investigadores, a la parálisis de muchos proyectos por falta de financiación, lo que es un golpe muy fuerte a años de construcción, en los cuales el Estado y la sociedad ha ido fortaleciendo un sistema de investigadores y de producción de conocimientos que tiene impactos muy importantes tanto para la autonomía del país, como para la competitividad de la economía y también en lo referente a la calidad de vida", precisó.

Campi señaló que con la aplicación de este tipo de políticas, lo que hace el gobierno es expulsar cerebros, como ocurrió en años anteriores por cuestiones políticas o de índole económicas. 

"Hay un concepto que es la "fuga de cerebros" en la Argentina y en países del tercer mundo que han sido exportadores de científicos y se ha dado en nuestro caso por cuestiones políticas o en épocas de crisis económica".

En este sentido, recordó que "eso se había revertido en gran medida a partir de 2006 que permitió que más de 1000 científicos argentinos retornaran al país, y que inclusive científicos de otras nacionalidades optaran por venir a Argentina. En este momento eso se está revirtiendo, el panorama no es atrayente, sino más bien expulsor, y en nuestro caso, en nuestro propio instituto, hay jóvenes investigadores que se están yendo en contextos en donde creen que van a tener mejores oportunidades, por lo cual ahora se van a estar beneficiando los países centrales", opinó. 

Para finalizar, sostuvo que "es una de las contradicciones del discurso oficial que supone que sustrayendo recursos a un área muy importante se van a solucionar las cosas en el país".  

Compartir

Comentarios