India se convirtió en el país número 124 en no criminalizar la homosexualidad.

La Corte Suprema del país asiático consideró inconstitucional un viejo artículo que condenaba las relaciones entre personas del mismo sexo con hasta 10 años de cárcel.

En un fallo sin precedentes, este jueves la Corte Suprema de la India despenalizó la homosexualidad y puso fin a incontables batallas jurídicas que se llevaban a cabo en la nación asiática desde el siglo XIX.

El órgano judicial consideró inconstitucional un viejo artículo que condena las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.

Al respecto, el presidente de la Corte Suprema, Dipak Misra, expresó que "la ley se ha convertido en un arma de hostigamiento contra la comunidad LGBT".

Añadió que "el artículo 377 es arbitrario, ya que la comunidad LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) posee los mismos derechos que los demás. La visión mayoritaria y la moralidad general no pueden dictar los derechos constitucionales".

El artículo 377 del Código Penal indio señala que "las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo eran antinaturales", por ello se contemplaban hasta 10 años de prisión a quienes manifestaran actos homosexuales.

Esta ley fue instaurada por los británicos desde 1861, databa de la época victoriana y tenía más de 150 años de antigüedad.

Para el año 2009 autoridades de Nueva Delhi descartaron esta ley por considerarla inconstitucional, pero la Corte Suprema la restableció. 

Una corte compuesta por cinco jueces escuchó las demandas de las comunidad LGTB, que denunció dicha ley por considerarla discriminatoria y el miedo que viven a ser hostigados por su orientación sexual. 

Tras el fallo, India se convierte en el país número 124 en no criminalizar la homosexualidad, según datos de la Asociación internacional de personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexos.

Fuente: Telesur.

Compartir

Comentarios