Delpo busca su título en Nueva York.

El tandilense podría romper la costumbre que ha tenido al frente a las figuras del tenis. "La Torre" podría ser el cuarto campeón de Grand Slams del año, algo que no ocurría desde 2014.


El tenis ha tenido, en la rama masculina, dominadores a voluntad en los últimos 15 años: Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray. Entre ellos, ganaron 53 de los 63 Grand Slams disputados desde 2003.

Entre los jugadores en actividad, el suizo Stan Wawrinka, con 3 conquistas (Australia 2014, Roland Garros 2015 y Flushing Meadows 2016), Juan Martín Del Potro (US Open 2009) y el croata Marin Cilic (US Open 2014) fueron los únicos que pudieron eclipsar aunque sea parcialmente la figura de estas leyendas del tenis. 

Ahora Del Potro irá por su segundo torneo "grande" y, en caso de ganarlo, quebrará una racha que ya lleva cuatro años. Es que de lograrlo, el argentino se convertiría en el cuarto campeón diferente que tendrían los torneos de Grand Slams de 2018.

Y si a eso se suma que la final femenina será entre Serena Williams y Naomi Osaka, quienes no ganaron un "grande" este año, podría darse que por primera vez desde 2014, los Grand Slams tendrían vencedores distintos en hombres y mujeres en la misma temporada.


El argentino Juan Martín Del Potro, en el US Open. Foto: AP

 

En enero, Roger Federer defendió su título en el Abierto de Australia. Llegó a la final sin ceder sets y venció a Marin Cilic en un electrizante encuentro a cinco, sets para sumar su vigésima corona en un torneo "grande" a sus por entonces 36 años. 

Luego de la extensa gira de polvo de ladrillo, con títulos en Montecarlo, Roma y Barcelona, el español Rafael Nadal consiguió su undécima corona en el patio de su casa: Roland Garros. 

El césped del All England Lawn Tennis and Croquet Club se preparaba para ver a Roger Federer levantar su novena corona en Wimbledon. Sin embargo, un sorprendente Novak Djokovic, que aún intentaba recuperar su mejor nivel, sorprendió a propios y ajenos y se llevó su cuarto título en Londres al vencer a Kevin Anderson. 


El año increíble de Juan Martín Del Potro. Foto: AFP

 

Entre las damas, la danesa Caroline Wozniacki se sacó de encima la pesada mochila de no haber podido conquistar un torneo de Grand Slam. En Australia, venció a Simona Halep, número 1 del mundo, en la final. 

En Roland Garros, Halep finalmente podría coronar su primera gran conquista. Con la campeona defensora, Jelena Ostapenko, eliminada en la primera ronda, Halep luchó al título que la letona le había arrebatado en 2017 luego de vencer en la final a Sloane Stephens.

Luego de muchos vaivenes en cuanto al ranking, la alemana Angelique Kerber llegaba a Wimbledon como la undécima preclasificada. Sin embargo, pudo mostrar el nivel que la llevó a posicionarse en la cima. En la final, Kerber venció a una Serena Williams en plena levantada tenística, consiguiendo su tercer título de Grand Slam. 

Que los cuatro campeones de la rama masculina y de la femenina hayan sido distintos en los Grand Slams es un hecho que se remite a 2014. Ese año, Wawrinka y la china Na Li se coronaron en Australia; en Roland Garros, Nadal obtuvo su novena corona en París y en las damas la campeona fue Maria Sharapova; el césped de Wimbledon fue testigo de los campeonatos de Djokovic y Petra Kvitova. Y en el US Open, Cilic dio la sorpresa y levantó el trofeo, mientras que Serena hizo lo propio entre las damas.

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios