El llanto de Juan Martín Del Potro luego de perder la final.

El argentino mostró toda su frustración tras la caída.

Dejó todo Juan Martín Del Potro. Como siempre, pero esta vez no pudo quedarse con el premio mayor. Y su bronca se mostró sin velos, mientras en otro lado del impresionante estadio Arthur Ashe el serbio Novak Djokovic se abrazaba con su equipo para festejar su 14° título de Grand Slam.

Nada le sirvió de consuelo al argentino luego de que Djokovic le puso con una volea el punto final a su enorme ilusión de alzar otra vez el título en Nueva York, como hace nueve años. Y las cámaras registraron ese momento especial, en el que se quebró y hundió su cara en una toalla, mientras no encontraba consuelo.

Más tarde llegara el momento de valorar todo lo bueno que ocurrió esta semana. Y no solo por haber vencido entre otros al número 1 del mundo y estar en la segunda final de un grande en su carrera. También por estar sano y poder jugar con todo después de los problemas con su físico. Esa salud que tantas veces remarcó como su gran objetivo lo sigue acompañando. Aunque el dolor después de la derrota, para un gran campeón, sea inevitable.

Compartir

Comentarios