Heredera de la tradición gardeliana, comenzó cantando junto a Luis Cardei y recorrió los más emblemáticos escenarios tangueros.

Una de las voces más notables del cancionero popular argentino contemporáneo, se presenta esta noche a las 23 en Casa Managua. Durante la tarde brindará una clínica de canto experimental.

 

 Victoria Morán es una de las voces más notables del cancionero popular argentino contemporáneo. Es una cantora nacional en estado puro y suma en su repertorio tangos de época, aires folclóricos, valses y canciones criollas, tal como fue normal hasta entrados los años 30.

Guiada por el vigente ejemplo de Nelly Omar, integra así una corriente recuperadora de lo nuestro. Heredera de la tradición gardeliana, comenzó cantando junto a Luis Cardei y recorrió los más emblemáticos escenarios tangueros. Su último disco editado en 2015, "Por el camino" revela a una cantora en la cumbre de su madurez técnica e interpretativa y a una compositora emergente. En ese mismo año, el director Juan Villegas junto al INCAA, presentó un documental sobre la vida de esta artista, llamado "Victoria", siendo la única referente de su generación con una película biográfica en su haber. 

Se desempeñó como Docente de la Cátedra de Canto en el Conservatorio Argentino Galván de la Academia Nacional del Tango. Asimismo, viene ejerciendo su labor docente en varias instituciones privadas, dicta su Taller de Canto Experimental en la Ciudad de Buenos Aires y también clases particulares en su estudio, en Berazategui, Provincia de Bs. As.

Esta noche Morán se presentará a partir de las 23 horas en Casa Managua (San Juan 1015). 

Por otra parte, está previsto que la artista durante la tarde brinde una clínica de canto experimental, desde las 15 a 18 hs. Las inscripciones se realizan a través del mail: [email protected]

El encuentro está dirigido a todos aquellos que deseen adentrarse en el conocimiento de su propia voz, aprendiendo herramientas básicas fundamentales y desmitificando algunos viejos conceptos acerca del canto. Se trata de hacer consciente nuestra voz, entendiéndola como un todo con nuestro cuerpo y nuestro ser, comprendiendo que somos un instrumento en movimiento. 

Compartir

Comentarios