Inspectores detectaron falta de higiene, sobre todo en la cocina y en la cámara de refrigeración.

AFIP y autoridades municipales de San Miguel llevaron a cabo el cierre de las instalaciones ubicadas en la calle Laprida al 600. "Le falta todo", aseguraron.

En un operativo conjunto del que participaron distintas reparticiones de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán e inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en la noche de este viernes fue clausurado un local de comidas que funciona en calle Laprida 623 debido a que no cumplía con las normas establecidas para realizar la actividad.

La medida se concretó en el marco de los operativos periódicos que vienen realizando las Direcciones de Ingresos Municipales, de Defensa Civil y de Control Ambiental y Bromatología conjuntamente con la AFIP.

Agentes de las reparticiones mencionadas constataron que el negocio clausurado no poseía matafuegos ni contaba con elementos de seguridad para empleados y clientes, tenía su cielorraso deteriorado y había alimentos en el mismo espacio en el que se depositaba la basura generada en el local. Además, los dueños del comercio no habían tramitado la habilitación correspondiente ante el municipio. En tanto, los inspectores de AFIP detectaron irregularidades en los pagos de sueldos al personal y confirmaron que la empresa no realizaba los aportes a sus empleados.

Ante este cúmulo de anomalías, se procedió a la inmediata clausura del local comercial, se labraron actas de infracción y se citó a los propietarios del negocio de comidas para que compadezcan ante el Tribunal de Faltas municipal, ubicado en Jujuy 259.

El director de Control Ambiental y Bromatología municipal, Oscar Gramajo, indicó que en el operativo realizado en el local de calle Laprida 623 “al requerir la documentación del negocio y tras verificar el estado del local, se constataron diversas irregularidades en todas las áreas, por lo que se procedió a la clausura”. Según el funcionario, inspectores de la repartición a su cargo “detectaron falta de higiene, sobre todo en la cocina y en la cámara de refrigeración”.

Fuente: A Las Siete.

Compartir

Comentarios