Florence se convirtió en una tormenta postropical de baja presión y se traslada hacia el norte de Estados Unidos. /AP Photo/David Goldman/

La Casa Blanca informó que el presidente acudirá hoy a la zona afectada. Continúan los cortes de carreteras por las inundaciones.

Los estados de la costa sureste de Estados Unidos se despidieron hoy de la tormenta Florence, que viaja hacia el norte degradada, y esperan mañana la visita del presidente, Donald Trump, que acudirá a Carolina del Norte, una de las regiones más afectadas por las lluvias y los fuertes vientos.

Aunque las fuertes precipitaciones persistieron hoy en algunas zonas, los estados de Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur dijeron adiós a la tormenta Florence, que se desplaza hacia el norte.

El ciclón se ha convertido en una tormenta postropical de baja presión, después de haber sido un huracán de categoría 4 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson.

La Casa Blanca informó que el presidente acudirá hoy a la zona afectada.

"El presidente viajará a Carolina del Norte mañana", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

a Presidencia ya había adelantado que Trump tenía previsto viajar a las áreas afectadas por el paso del huracán esta semana, una vez que se determinara que la visita no entorpecería "ningún esfuerzo de rescate o recuperación".

El número de muertos como consecuencia de los vientos, torrenciales lluvias e inundaciones provocados por Florence aumentó hoy a 33, de los que 26 fallecieron en Carolina del Norte, otros seis en Carolina del Sur y uno en Virginia, de acuerdo a las autoridades.

Hoy mismo continuaban las carreteras cortadas por las inundaciones, como en la ciudad de Wilmington, en Carolina del Norte, donde estas se asemejaban a ríos caudalosos.

El gobernador del estado, Roy Cooper, aseguró hoy en un comunicado que días después de que Florence les "golpeara", continúan "sintiendo los efectos de la tormenta masiva".

"Pese a que no hay lluvias sustanciales en nuestras predicciones y el sol brilla en muchas partes del estado, los ríos continúan creciendo y veremos más inundaciones", explicó Cooper, en cuyo estado 15.000 personas han buscado refugio.

Según la predicción del Centro de Predicción Meteorológica (WPC), Florence continuará mañana hacia el norte del país.

Los últimos datos del Centro Nacional de Huracanes (NHC) apuntan que los restos de lo que fue un huracán alcanza un máximo de 25 millas por hora (unos 40 kilómetros por hora).

Trump, que ya declaró la semana pasada el estado de emergencia para los tres estados en cuestión, habilitó ayer unos fondos federales para Carolina del Sur.

Fuente: AFP

Compartir

Comentarios