El descubrimiento del primero, que estuvo abandonado varios días, provocó el despido del director del centro forense de Jalisco, que luego reconoció la existencia de un segundo.

El escándalo desatado en Jalisco, México, por el tráiler con 157 cadáveres que fue abandonado durante días en varios municipios, llevó al despido del director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF). Ya fuera del cargo, Luis Octavio Cotero reveló la existencia de un segundo camión cargado con restos de personas fallecidas, publicó la agencia EFE.

Según detalló el exfuncionario, en total son unos 300 los cadáveres que debieron ser depositados en las 'morgues móviles', ya que el IJCF no tenía capacidad para acogerlos.

"Están en los tráileres, uno es el que se exhibió en los medios y otro nuevo que se contrató por parte de la Fiscalía, porque nosotros no tenemos recursos para contratar ese tipo de servicio, ni la bodega donde estuvieron", expresó.

A diferencia del primer camión, alquilado en junio 2016, que recorrió los municipios de Tlaquepaque y Tlajomulco, el segundo, que transporta unos 150 cadáveres, está ubicado en las instalaciones de la IJCF.

Fuente: RT.

Compartir

Comentarios