El bienestar de una persona debe ser integral: La imagen física será tanto mejor como saludable sea el organismo. No es posible entender a la medicina estética sin la medicina en si.

La medicina estética es el conjunto de actos médicos encaminados a mejorar el bienestar de la persona en todos los aspectos, tanto en la imagen física como en la salud. No es posible entender a la medicina estética sin la medicina en si. Se persigue el bienestar siempre con la salud como base, nadie puede sentirse bien por fuera si no lo está por dentro ya que no es posible luchar contra el envejecimiento pero sí conseguir una longevidad más saludable en el aspecto estético.

Dr. Roberto Medina, médico esteticista.

La medicina estética es un término inclusivo para las especialidades que se centran en mejorar la apariencia cosmética mediante el tratamiento de afecciones que incluyen cicatrices, laxitud de la piel, arrugas, lunares, manchas cutáneas, exceso de grasa, celulitis, vello no deseado, decoloración de la piel y arañas vasculares como para nombrar algunas.

Tradicionalmente, la medicina estética incluía la dermatología, la cirugía reconstructiva y cirugía plástica, actualmente se la considera una nueva rama per se (en si misma). La medicina estética incluye procedimientos no quirúrgicos o también denominados “mínimo invasivos” (tensado de la piel con radiofrecuencia, liposucción no quirúrgica, peleen químico, campo electromagnético enfocado de alta intensidad, eliminación de grasa con ultracavitación, rellenos, botox, etc) y los pacientes pueden requerir una combinación de estos. Aunque los procedimientos de medicina estética son típicamente electivos, pueden mejorar significativamente la calidad de vida, el bienestar psicológico y social.

Existe una gran confusión sobre qué es la medicina estética, sus diferencias con la cirugía estética o incluso con un centro de estética.

“En la cirugía va a haber siempre un cambio definitivo en la forma. Es una intervención en el organismo para quitar o añadir. La intervención que tendría la medicina estética en un aumento de mamas, por ejemplo, sería en mejorar el aspecto de la piel; nosotros no cambiamos la mama”, a su vez en la medicina estética los trabajos no son definitivos por lo que se pueden realizar cambios a gusto del paciente.

Las confusiones respecto a los aparatos usados por la medicina estética y los centros de belleza o la aparente similitud de los tratamientos que ambas ofrecen no ayudan a fomentar la confianza del paciente.

“Cuando vas al médico estético no sales más guapo en ese momento, como ocurre en el centro de belleza. El médico estético realiza un trabajo progresivo multisistémico, te pone un tratamiento debajo de la piel. Lo que delimita a ambas es la piel. El médico tiene que atravesar la piel con su tratamiento, lo hacemos más profundamente”.

Es necesario insistir en la prevención “la medicina estética no es solo quitar arrugas, sino también prevenirlas o controlar su progreso”

 

Por Roberto Medina, médico esteticista

Compartir

Comentarios