La denucnia fue radicada en la Policía de Tucumán y en instituciones de lucha contra la discriminación y de Derechos Humanos

La situación se produjo en el Monumental, durante el partido que Atlético Tucumán jugó frente a Gremio por la Copa Libertadores, en el estadio decano.

El martes 18 de Septiembre, el equipo deportivo de LV12, bajo la dirección de Julio Rubino llegó al estadio Monumental para iniciar una transmisión en vivo.

Por la trascendencia del encuentro en Copa Libertadores, histórico para Atlético Tucumán, el equipo de El Deportivo 12 inició la previa a las 18:00, a la espera del partido que se jugaría recién a las 21:45.

A cargo de esa tarea estuvieron: la periodista Verónica Gómez y Jorgelina Salazar González, quién es responsable del equipo dentro del estadio durante las transmisiones.

LV 12 Radio Independencia tiene designada, dentro del Estadio José Fierro, una cabina, y por cuestiones técnicas, siempre cuenta con tres pupitres reservados con anterioridad.

Previo al inicio del encuentro, Fabián Domínguez y Carlos Martínez Carabajal, ambos periodistas deportivos,  reclamaron a Salazar González esos lugares aunque ya se les había explicado estaban reservados para los que estarían a cargo del relato y comentarios del grupo de Rubino.

Domínguez y  Martínez Carabajal suelen ocupar lugares reservados para la prensa para realizar imágenes desde lugares que no les corresponde, infringiendo lo que establece CONMEBOL, Confederación Sudamericana de Fútbol, institución que regula la Copa Libertadores. “Había otros lugares para que se ubicaran, sin embargo, avanzaron de muy mala manera”, denunciaron Verónica y Jorgelina.

La discusión subió de tono cuando Martínez Carabajal empezó a insultar e imitar de manera burlona el tono de voz de Jorgelina, quién le reclamó que le estaba faltando el respeto. “El tipo me respondió tirándome el bolso de su cámara encima”, contó la joven. Cuando Verónica se acercó a defender a su compañera también recibió insultos.

“Nos dijeron que fuéramos a jugar a las muñecas, a lavar los platos, que las canchas no son lugar para las mujeres. Ningunearon nuestra labor y sacaron a relucir su supuesta trayectoria y que por eso ellos sí podían estar en esos lugares”, relataron las periodistas.

Con los ánimos ya caldeados, los compañeros del equipo decidieron intervenir junto al cuerpo policial del estadio.“Por conveniencia nosotras optamos por retirarnos, porque Carlos Martínez Carabajal no iba a hacerlo, de hecho no lo hizo, ni siquiera la fuerza policial pudo retirarlo”, explicaron Verónica y Jorgelina.

Dentro del estadio también intervino el área de Prensa del Club Atlético Tucumán encabezado por  Silvio Navas, quién se encargó de la situación y brindó su acompañamiento.

“Estamos agradecidas a todos los que intervinieron en un momento incómodo, inquietante y preocupante.  Ambas sufrimos violencia verbal, menospreciadas no sólo como profesionales, sino como mujeres. No vamos a permitir que sigan sucediendo y naturalizando este tipo de hechos”, finalizaron.

Desde Radio LV12 repudiamos los hechos sucedidos y nos solidarizamos con Verónica Gómez y Jorgelina Salazar González.

Las disculpas no serán suficientes pero sí necesarias.

 

Compartir

Comentarios