Desde la compañía hablaron de factores externos para justificar el hecho.

La red social informó la falla que habría provocado el envío de mensajes en directo sin consentimiento del usuario. Sospechan de un uso indebido de los datos.

La seguridad de los datos de los usuarios es un tema crucial en los últimos años. Las alarmas volvieron a encenderse hace unos meses, cuando estalló el escándalo por el uso indebido de información de más de 94 millones de cuentas de Facebook por parte de Cambridge Analytica. Desde entonces, distintas organizaciones siguen con atención qué hacen las plataformas con el contenido que se almacena.

Esta vez el apuntado fue Twitter. La red social confirmó que, a causa de un error, los mensajes directos de más de tres millones de perfiles estuvieron a disposición de desarrolladores externos a la empresa.

El aviso que les llegó a los afectados explica que descubrieron el bug el 10 de septiembre. Sin embargo, esta falla arrancó en mayo de 2017. "Aún nos encontramos investigando este problema, pero, por ahora, no tenemos motivos para creer que se haya producido un uso indebido de ninguno de los datos que se enviaron a desarrolladores no autorizados", explica la empresa en un comunicado.

Esta es la segunda filtración de información confidencial de Twitter en el año.

El aviso del error que le mandó Twitter a los usuarios afectados.


"Lamentamos el incidente y te pedimos disculpas por el error. No es necesario que tomes ninguna medida", fue la aclaración a los usuarios afectados.

Esta es la segunda filtración de información confidencial de Twitter en el año: en otro bug había expuesto las contraseñas de las cuentas. En su momento, la red social pidió que todos cambien la contraseña.

¿Querés cambiar tu contraseña? Mirá lo que tenés que hacer.
Entrá a la configuración de Twitter y elegí "cambiar contraseña", dentro de la opción "Cuenta". Como siempre, lo mejor es cambiar esa contraseña y también modificarla en cualquier página que tenga ese mismo password.

Si querés mayor seguridad, podés activar la verificación de inicio de sesión, que hará que además de la contraseña tengas que ingresar un código de seis dígitos que la red social te enviará por mensaje de texto.

Si entraste a la configuración de Twitter, podés aprovechar para ver "Apps conectadas", una sección que muestra todas las páginas o aplicaciones que pueden acceder a tu cuenta de la red social. Seguramente verás que hay muchísimas plataformas que no usás hace mucho y a las que podrías revocarles el acceso.

Fuente: TN Tecno

Compartir

Comentarios