Los efectos de la inflación en el bolsillo de los argentinos

El economista Pablo Pero sostuvo que la cuestión financiera está en gran parte resuelta, no así el costo social que viene de la mano de la devaluación y de la recesión que Macri dijo que alcanzará al primer trimestre de 2019.



El economista Pablo Pero hizo un análisis de la situación actual de la Argentina desde el punto de vista económico financiero, teniendo en cuenta que el presidente Mauricio Macri se encuentra en Estados Unidos, anunció su reelección, que el acuerdo con el FMI está al caer y que se está discutiendo el Presupuesto 2019.

El especialista sostuvo, en primera instancia, que "algunas razones hacen pensar que el problema cambiario que tuvimos está empezando a resolverse o hay varios indicios para pensar que ya se resolvió. Ahora el problema es que vamos a empezar a sufrir tal vez el costo de esa solución", señaló.

En este sentido, insistió en que "ya están dadas las condiciones para esperar que se haya tranquilizado la cuestión financiera, la cuestión cambiaria, aunque hay que esperar un poco más, pero ya están las cuestiones de fondo resueltas", afirmó.  

Pese a que lo financiero en gran parte esté resuelto, ahora hay que pensar en el costo social del ajuste que el gobierno aplicará, advirtió.

Según Pero, y teniendo en cuenta las expresiones de Macri, hay economistas que coinciden con el gobierno al decir que la recesión se extenderá hasta el primer trimestre del año que viene, mientras que hay otros que vaticinan que se extenderá un poco más.  

"Algunos economistas opinan que la recesión va a alcanzar hasta el primer trimestre del próximo año, otros esperan que dure  incluso hasta el segundo trimestre. El presidente dijo ayer  cuatro o cinco meses y está esperando, por ejemplo, que la cosecha del año que viene empuje nuevamente al país a salir de la recesión, pero el costo seguro que vamos a vivir todos los ciudadanos es el inevitable aumento de la inflación por esa devaluación", alertó.

En este marco, dijo que el ajuste que pueda darse en el bolsillo de los argentinos dependerá del sector privado, en tanto y en cuanto pueda dar mejores paritarias, y en el sector público en la medida que si mejoran los ingresos y no se debilita tanto este déficit fiscal que están tratando de compensar pueda ofrecer alguna nueva pauta salarial, explicó. 

Para el economista, ese es el reto social que se le presenta a la Nación de los próximos meses.  La idea es que la inflación no se dispre tan fuertemente y que esta devaluación no pase tanto a precios, indicó. 

Compartir

Comentarios