Análisis del economista Eduardo Robinson

La renuncia de Luis Caputo al Central y el nuevo acuerdo con el FMI deberían hacer repensar la política cambiaria y monetaria del país, opinó el economista Eduardo Robinson.



El Gobierno de Mauricio Macri no deja de sorprender a los mercados. En plena renegociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), este martes presentó su dimisión el presidente del Banco Central, Luis Caputo. Ex ministro de Finanzas, Caputo llevaba sólo tres meses en el cargo, un período en el que no ha podido contener la continua devaluación del peso. Su renuncia ha revalorizado ligeramente el dólar en un mercado con poca actividad debido a la huelga general convocada por los sindicatos en Argentina.

El economista Eduardo Robinson sostuvo que "el nuevo acuerdo con el FMI ha traído algo de alivio a los mercados, incluso ayer con la sopresiva renuncia de Luis Caputo al Banco Central que no causó sorpresa al parecer porque ya se venía conversando al repsecto. Los mercados tuvieron una primera reacción al alza, al dólar, pero después, cuando en el gobierno no hubo sorpresas ni el FMI, inmediatamente las variables financieras volvieron a encauzarse", explicó. 

En este contexto, dijo que "hoy la expectativa central pasa por cuáles van ser los anuncios y esto de que podría establecerse algún tipo de esquema de bandas de flotación para el dólar en la Argentina. Ahora es una cuestión de repensar la política cambiaria y monetaria a partir del cambio de autoridades del Banco Central y el nuevo esquema con el FMI". 

En otro aspecto, Robinson sostuvo que "la economía está pasando un proceso con una moneda que se deteriora día a día con respecto al dólar y todo lo que tiene que ver con los precios, con la inflación va a golpear estadísticamente todo lo que tiene que ver con un empeoramiento del cuadro social porque se ha incrementado la pobreza y porque seguramente el salario va a venir bastante retrasado con respecto al nivel general de precios", detalló. 

Según el especialista, la moneda argentina es la que más se ha devaluado en el mundo en estos meses, con una devaluación del 100%; la tasa de inflación es una de las mayores del mundo y la recesión va a ser fuerte por lo que vamos a estar cayendo cerca del 2,5% este año", anticipó. 

"Es una economía que está en una situación bastante delicada en performance macroeconómica", concluyó. 

Compartir

Comentarios