Las cámaras de seguridad no funcionaban cuando fue el robo.

La Policía allanó la vivienda del sospechoso y encontraron 896 mil pesos y 310 mil dólares. No pudo explicar su procedencia.

A principio de mes, delincuentes ingresaron a la sucursal de la tarjeta Titanio, ubicada en San Martín al 600, en la capital y se llevaron un millonario botín. Los especialistas  se burlaron del sistema de alarmas y de las cámaras, usando elementos de alta tecnología. Hoy, después de un allanamiento en una vivienda, detuvieron al gerente de la firma.

En la casa del sospechoso encontraron 896 mil pesos y 310 mil dólares y no supo justificar su tenencia. Fue puesto a disposición de la Justicia.

Investigación

Los investigadores estaban tras la pista de  tres trabajadores de la firma financiera que, según se informó, podrían haber estado vinculados en el robo. De acuerdo con los datos que trascendieron, varias personas habían dicho que en el último tiempo habían realizado importantes gastos.

Ayer, un equipo de la Policía, denominado "Chacal 7", habría dado con uno de los autores. Luego de realizar distintos allanamientos en esta capital, los agentes encontraron una importante suma de dinero en la casa de uno de los gerentes de la firma financiera, por lo que esta persona quedó "bajo un estado de sospecha".

Según fuentes judiciales, en la vivienda del empleado de la tarjeta se encontraron $891.600 y USD 310. Lo que llamó la atención a los investigadores es que el gerente, un hombre de 69 años, nunca pudo justificar por qué tenía esa suma de dinero.

Los allanamientos fueron supervisados por la Dirección General de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos. Días atrás, la Policía ya había secuestrado dinero y armas durante otro operativo por este caso.

Compartir

Comentarios