La mujer sostuvo que no fue este el primer ataque que sufrió arriba del auto (foto: Clarín).

Una mujer, chofer del servicio que compite con los taxis, sufrió el incendio de su vehículo y denunció que 48 horas antes había discutido con un taxista, que tomó fotos de su rodado.

La mujer bajó como todos los días, de madrugada, a buscar el auto que había dejado estacionado cerca del cruce de las calles Virrey Liniers y Don Bosco en el barrio porteño de Almagro para salir a trabajar. Lo que encontró en su lugar fue una imagen desoladora. El vehículo estaba destruido por el fuego y le habían escrito "Uber" en el baúl.

"Soy madre soltera y este era mi medio de trabajo", dijo María Carolina a TN. La mujer se presentó como la conductora del coche, un Sedán blanco, que trabajaba para la plataforma Cabify. "El auto es legal", remarcó. Sin embargo, el suyo fue solo uno de los objetivos de los llamados "Caza-Uber". Durante la madrugada quemaron cinco vehículos en tres barrios distintos de la Capital.

La mujer sostuvo, además, que no fue este el primer ataque que sufrió arriba del auto, en el marco del enfrentamiento entre taxistas y choferes de la aplicación por la legalidad del servicio. "Tuve que enfrentar a los taxistas en plena calle", afirmó y contó que hace dos noches, uno de ellos le sacó fotos a su auto y lo denunció.

No pasaron 48 horas de ese hecho y un nuevo ataque la golpeó con fuerza. "Quemaron mi medio de trabajo", se lamentó y remarcó: "Dejaron a una persona sin trabajo por una equivocación".

Fuente: TN.

Compartir

Comentarios