Macri junto a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde

El economista Osvaldo Meloni dijo que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional debería generar tranquilidad en los mercados. De todas maneras, estimó que la inflación de este año cerrará con un número mayor al 40%.



El economista Osvaldo Meloni hizo un análisis del acuerdo que selló el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional por una ampliación del crédito por US$ 7100 millones. El nuevo programa incluye un mayor desembolso de dinero en 2018, pasando de 6000 millones a 13.400 millones de dólares; y en 2019 de 11.400 millones a 22.800 millones. Entonces, el adelanto del Fondo Monetario Internacional para este año y el que viene, respecto al anterior acuerdo, es de 19.000 millones de dólares. El objetivo es tratar de cubrir todas la necesidades de pago de la Argentina en el exterior, y así alejar la posibilidad y el temor que había de un default, que fue uno de los epicentros de la corrida cambiaria.

"Hubo un acuerdo con el Fondo y de alguna manera esto debería traer más tranquilidad. El punto central es que se adelantan fondos que iban a llegar en 2020 y de 2019 se adelantan a fines de 2018, de tal modo de generar tranquilidad en los mercados y que no haya esta corrida cambiaria que hemos venido soportando estos cuatro o cinco meses. La idea es que estos fondos deberían traer tranquilidad", señaló.

Respecto a las principales novedades en la política de intervención en el mercado cambiario que se consensuó con el FMI, dijo que "hay una puja porque el Fondo Monetario quiere que haya libre flotación porque no quiere que se usen reservas para financiar fuga de capitales, es decir gente que quiere comprar dólares para ponerlos en una caja de seguridad o llevarlos afuera, y el gobierno lo que quería era tratar de controlar para contener la inflación usando reservas" 

Para Meloni, "esto es de alguna manera una suerte de transacción, donde hay una suerte de control, pero lo suficientemente amplio como para que uno pueda decir que no va a haber entrega de dólares para financiar. Si esta política genera suficiente confianza uno debería encontrar en los próximos meses que el dólar pueda tender a bajar que a subir", estimó.  

En cuanto a la inflación, sostuvo que "está muy alta y se espera que el mes de setiembre cierre entre 5% y 6%, o sea un número altísimo, y por lo tanto habrá un arrastre para octubre y posiblemente el mes próximo sea un mes alto, pero a partir de octubre uno debería encontrar un descenso de la tasa de inflación. De todas maneras va a terminar el año con un número superior al 40%", pronosticó. 

Consultado sobre la receta de ajuste que el Fondo impuso para cerrar el acuerdo, Meloni fue contundente al decir que "con o sin FMI, la Argentina tenía que llegar a una situación como esta en la que tiene que ajustar porque no tiene quien le financie". 

"Con o sin FMI, Argentina tenía que ajustar porque no tenía quién le preste ese es el punto. Más allá del folclore del fondo y sus recetas de ajustes, lo que hay que preguntarse es qué pasaría si el Fondo no nos prestaba. Si no nos prestaba, el ajuste iba a ser más duro todavía", concluyó.

 

Compartir

Comentarios