Se realizan constantes controles de sanidad y calidad para evitar complicaciones en la venta.

La campaña se está iniciando a un ritmo más lento que en 2017 por las bajas temperaturas durante el pasado invierno. Mantienen expectativas por la calidad del producto

El productor de arándanos Francisco Estrada, presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de Tucumán, Salta y Catamarca (Apratuc) dialogó con LA GACETA Rural sobre el presente de la campaña exportadora 2018 -que está comenzando lentamente-, sobre las perspectivas comerciales y la estrategia del sector a nivel internacional, y también hablamos sobre el programa “Mejor con arándanos”. Presentamos sus principales definiciones. INSPECCIONES. Los controles de sanidad y calidad en la fruta es permanente para evitar problemas comerciales. Campaña 2018 desde Tucumán: Estamos comenzando lentamente, en relación con la actividad más intensa que teníamos en 2017, a igual época del año pasado. Este retraso se debe al clima más frío que tuvimos en este invierno en Tucumán, cuyas temperaturas fueron las más bajas registradas desde 2011. Este factor climático retrasó el inicio de la campaña. El año pasado, a esta altura del año, ya habían partido los primeros vuelos charter, pero en este 2018 estamos retrasados en este aspecto. Estado de la fruta: Los arándanos están muy bien, son de muy buena calidad, y hay buena cantidad en las plantaciones. Pero por el momento no sabemos cómo impactarán estos fríos intensos en los volúmenes de fruta fresca a exportar. Los envíos a la fecha: Este mes hemos tenido algunos envíos por barco con fruta muy temprana. Pero la parte gruesa de la campaña de exportación será por avión, a través de los viajes charter que estimamos comenzarán alrededor del 10 de octubre venidero. Al mercado de Estados Unidos hubo pocos envíos, que se multiplicarán a partir de la semana que viene; mientras que Europa ya abrió la temporada. Precio de la fruta: Los precios están atractivos por el momento, que permiten operar bien, con tranquilidad. No son los precios de campañas anteriores, pero están bien. Hoy, los precios están limitados por el bajo volumen comercializado. Pero con el avance de la temporada, los precios irán bajando en función de cómo nos organicemos en cuanto a los envíos a esos mercados, donde la fruta de Argentina compite fuertemente con la de Perú. Campaña de promoción: En Argentina estamos potenciando la característica natural que tenemos, que es el excelente sabor que presenta nuestra fruta, por encima de los arándanos peruanos. Este es nuestro aporte diferencial, y sobre él nos apoyamos para conquistar más y mejores mercados. Cabe señalar que Perú este año presentará un 60% más de fruta respecto de 2017, con buen tamaño y buen aspecto, pero les ganamos en el sabor de la fruta. Enfermedades: Este año no tuvimos problemas con enfermedades. El clima seco de Tucumán en esta parte del año es bueno: esperamos que ese menor índice de humedad acompañe en las condiciones de la fruta exportable. El clima dará la última palabra sobre la calidad de nuestros arándanos. Comercio con China Los protocolos para exportar nuestros arándanos a China ya fueron auditados y validados. Los inspectores quedaron satisfechos con los vieron en los campos y empaques. Aún no tenemos el informe final que elaboraron, porque el procedimiento establece que la Aduana de China elevará ese documento al Senasa argentino, y recién lo recibiremos nosotros, comentó Estrada. “Cuando eso esté listo, veremos cuándo arrancamos con la exportación a China. Todos los exportadores están preparados para comercializar”, comentó el empresario. Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios