Mañana, desde las 21.15, el Santo va por su primer triunfo en la Superliga.

En el último entrenamiento previo al encuentro ante Banfield de este lunes, el equipo de Gastón Coyette recibió el apoyo de la gente en La Ciudadela con todo el color.

La hinchada de San Martín madrugó este domingo y fue hasta Ciudadela para alentar al equipo, que pelea por salir de los últimos lugares de la tabla de la Superliga. Con un "Ciudadelazo", los cirujas entonaron los cánticos de siempre para mimar al Santo en la previa al partido de este lunes ante Banfield.

En la última media hora del último entrenamiento antes del partido de San Martín ante Banfield por la séptima fecha de la Superliga -este lunes a las 21.15-, los hinchas entraron a las tribunas por Pellegrini, con bombos, bengalas de humo rojo y las ganas de ganar cargadas en sus gargantas. 

Después del video motivacional para el equipo, que dirige Walter Coyette tras la salida de Rubén Forestello, la hinchada organizó el Ciudadelazo. Con el rojo y el blanco colmando los espacios de la Ciudadela, el aliento para el Santo comenzó a llegar desde antes de las 11.30. 

La iniciativa que esta mañana le dio un aliento renovado al Santo nació de Maximiliano Plaza, miembro de la Subcomisión de Hinchas. "Vivimos cosas que pocos se bancan. Estuvimos en la Liga, en el Argentino B con Roldán, un partido con Mitre que teníamos que ganar y ganamos con Martos. Muchas situaciones. Siempre estamos en la organización de los banderazos, de los recibimientos, pero el hincha tiene que saber cuándo es el momento indicado para mostrar su apoyo al equipo y sentimos que es ahora, ya, de cara a lo que viene. Y necesitamos más que un banderazo por eso se viene el Ciudadelazo", comentó. 

"Nunca me olvidaré ni dejaré de contar las reuniones con un grupo de socios que queríamos colaborar en esos momentos. De hablar durante 2, 3 ó 4 horas de transformar el club institucionalmente, jerarquizarlo, terminábamos haciendo la famosa 'vaquita' porque se les debía meses de sueldo a los empleados, porque se debía el alquiler de tal o tal jugador", agregó.

"El club está saneado, jugamos la Superliga, tenemos divisiones inferiores por primera vez en la AFA. No vemos tan caótico como pintan el panorama. Entiendo que los ánimos están caldeados, siempre hay críticos, pero es el momento de tirar todos para adelante", remarcó. En relación con la llegada de Coyette, reconociò que: "Los hinchas siempre nos resistimos a los cambios, sobre todo cuando se va un DT al que le tomamos cariño como a Forestello, pero recordemos que cuando Rubén llegó también habían críticas y terminamos volviendo a Primera".

Fuente: El Tucumano.

Compartir

Comentarios