El presidente Donald Trump en el acto político por las elecciones legislativas de noviembre. Trump habló en Wheeling, en el estado de Virginia Occidental, acusando al Partido Demócrata (EFE)

En un acto por las legislativas, el presidente vinculó a la oposición demócrata con el régimen de Maduro.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en plena campaña política por las elecciones legislativas de noviembre próximo, lanzó otras de sus frases polémicas: aseguró que el opositor Partido Demócrata “quiere hacer que Estados Unidos sea como Venezuela”. Y agregó que es “el partido del crimen”. Todo esto ocurrió durante un acto político en Wheeling, una ciudad del Estado de Virginia Occidental.

Ante una multitud de simpatizantes vestidos con ropas donde se leía la consigna “Make America Great Again”, Trump acusó a los demócratas de haberse convertido en “el partido del crimen” durante la presente campaña.

La semana pasada, aprovechando los encuentros con presidentes de varios países por la reunión anual de las Naciones Unidas en Nueva York, Trump le dijo al presidente chileno Sebastián Piñera que “Venezuela es un desastre, hay que limpiarlo y ocuparse de lo que le pasa allí a la gente”. En esos mismos días, Trump insistió en que “todas las opciones” siguen sobre la mesa con respecto a Venezuela. Y agregó que el gobierno del presidente Nicolás Maduro “podría ser derrotado muy rápidamente si los militares deciden hacer eso”. Por otro lado, no descartó un posible encuentro con el presidente venezolano. “Veremos lo que ocurre, sé que Maduro quiere reunirse con nosotros”, dijo Trump.

El presidente de Estados Unidos también criticó al Partido Demócrata por los cuestionamientos a su candidato para la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, quien fue acusado de abusos sexuales por tres mujeres, entre ellas la profesora universitaria Christine Blasey Ford. El jueves 27 de septiembre, Blasey Ford dió su testimonio ante el Comité Judicial del Senado. El escándalo y las dudas sobre el candidato -un juez con fama de ultraconservador- impulsaron al senador republicano por Arizona, Jeff Flake, a pedir a pedir al FBI que investigue a Kavanaugh. Luego Trump también pidió lo mismo al FBI pero limitó la duración de la investigación a una semana de plazo. El Senado decidirá después el tema con el voto de sus legisladores.

Trump pidió el voto de sus simpatizantes en noviembre próximo para rechazar las “implacables tácticas” de los demócratas en contra de Kavanaugh. “Lo que hemos visto es este horrible y radical grupo de demócratas, ya ven lo que está pasando ahora”, lamentó Trump, en referencia al caso Kavanaugh. También negó supuestas presiones de la Casa Blanca hacia el FBI por esta investigación, al decir que “ellos tienen vía libre, pueden hacer lo que tengan que hacer”.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios