Los agentes federales en la puerta donde fue el allanamiento. (Foto La Gaceta)

El letrado tucumano fue trasladado a Buenos Aires y declarará durante la semana en Comodoro Py.

Personal de Policía Federal detuvo y privó de comunicación al abogado Juan Pablo Bustos Thames. Estaría involucrado en la investigación judicial por el robo de datos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

El procedimiento se realizó en el marco de la causa “Sebastián Hugo Karamanian y otros, sobre asociación ilícita y violación de secretos del artículo 157 del Código Penal (CP)”. Los operativos se llevaron a cabo en la vivienda del letrado, en calle Santiago al 1.000, y en el estudio contable de Colombres al 400, donde se secuestraron distintos elementos, como soportes electrónicos y documentación.

Se trata de un proceso iniciado por la denuncia por filtración de datos del sinceramiento fiscal. En esa línea, la hipótesis que logró fundamentar el juez Rodolfo Canicoba Corral (Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 6, con sede en Capital Federal), confirmada por la Cámara Federal después, fue que “un grupo de personas en forma organizada, continuada y permanente operaba filtrando, recibiendo y/o comercializando datos sensibles y privados que los ciudadanos proporcionaban a la Administración Federal de Ingresos Públicos y que, por ley, eran secretos”, había señalado el sitio judicial Cij.gov.ar.

 

“Para ello, funcionarios públicos con acceso directo a ese tipo de información habrían -con arreglo a ese acuerdo preconcebido- recibido, en forma periódica, importantes sumas dinero a cambio de infringir sus deberes, que habrían sido después utilizadas en el sistema financiero o inmobiliario -en ciertos supuestos- ocultando su origen. Ni la gravedad ni las implicancias de semejante maniobra pueden ser minimizadas; todo lo contrario”, consignó.

Juan Colombres Garmendia, abogado de Bustos Thames, contó que el sospechoso no sabía por qué lo detenían y que no secuestraron elementos que lo vinculen. A su vez, contó que hace un mes habían robado el estudio de su cliente. “Se llevaron la computadora”, remarcó.

El acusado fue trasladado a Buenos Aires y declararía en Comodoro Py durante la semana.

Compartir

Comentarios