Toledo rechazó además los incentivos materiales y profesionales propuestos en el anteproyecto (foto: La Gaceta).

David Toledo, titular del gremio, denunció que la propuesta fue impulsada sin haberles consultado previamente. Sostuvo que es un deber "de todos los ciudadanos, no de un sector".


Ante la posibilidad de una modificación en la Ley Electoral de la provincia, uno de los ítems que se están revisando es la posibilidad de que sean los docentes los que se encarguen de la autoridad de las mesas de votación. El rechazo por parte del sector de los trabajadores de la educación fue rotundo.

El titular de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), David Toledo, así lo manifestó: "no estamos de acuerdo en que se vote una ley que obligue a los docentes a ser presidentes de mesa. Entendemos nosotros que el rol de presidente está encuadrado dentro de los derechos y los deberes de los ciudadanos, no en un sector de los ciudadanos, como somos los trabajadores de la educación".

"Primero, todo aquel proyecto que vaya en beneficio y perfeccionamiento de la democracia, bienvenido sea. Segundo, cuando se eleva un proyecto, debe ser consultado el sector interesado de la sociedad, y más cuando se trata de un tema tan determinante para el destino del Estado", denunció Toledo, que expresó que nadie se comunicó con su gremio para consultar y tratar el tema.

Además, en cuanto a puntos concretos de un anteproyecto al que tuvieron acceso, sostuvo: "no estamos de acuerdo en que haya incentivos materiales ni profesionales, con respecto a lo que leímos".

Compartir

Comentarios