El martes tenía que empezar el juicio oral en tribunales penales.

En julio del 2003 Oscar Miguel fue asesinado a golpes en Tafí Viejo. El proceso penal fue suspendido porque el único imputado esta prófugo. Reclamos e injusticias.

Hace 15 años Oscar Miguel fue asesinado a golpes en Tafí Viejo. Ayer martes comenzaba el juicio oral y público pero el implicado no se presentó y ahora es buscado por la Policía. “Estamos decepcionados, esperamos 15 años para que el alma de mi hermano descanse y la familia pueda tener algo de tranquilidad”, reclamó en LV 12 Adriana hermana de la víctima .

Miguel tenía 22 años cuando fue atacado y golpeado en la pasarela ferroviaria de la ciudad del limón. Por el caso hay un solo imputado Rodolfo Acosta que ahora está prófugo. “La Policía lo está buscando. Y estamos colaborando con toda información que obtenemos”, dijo Adriana y contó: “Los investigadores creen que no salió de la provincia. Quiero tener la esperanza que sigue aquí”.

Adriana contó que el fiscal que llevaba la investigación nunca solicitó la prisión preventiva para el acusado. “Él tenía que presentarse en la fiscalía cada 15 días de esa manera constataban que estaba en la provincia”, denunció la mujer. “Quiero que el fiscal me mire a los ojos y me diga porque no firmó la detención”, reclamó consternada.

“Queríamos ir a juicio para conocer qué pasó con mi hermano. Solo hay rumores. Como vuelvo a mi casa después de 15 años y mirar a mis padres y no darles una respuesta”, cerró Adriana.

El caso

El 20 de julio de 2003, Oscar Alberto Miguel, de 22 años, volvía a su casa, después de haber estado reunido con sus amigos. En la estación de ferrocarril que divide el centro de Tafí Viejo de la Villa Obrera, un grupo salió a su cruce y lo golpeó hasta matarlo.

Con varios testimonios, descubrieron que el grupo que atacó al joven habría estado integrado por José Sebastián Ramírez, Gustavo Brito y Angel "Oso" Acosta.

Los dos primeros se presentaron ante la Justicia y dieron a conocer lo que había pasado ese día. Según sus dichos, los tres estaban tomando cerveza y vieron que por el lugar pasaba Miguel. Relataron que Acosta lo detuvo y, sin razón alguna, comenzó a golpearlo. Cuando la víctima cayó al suelo, el agresor también lo pateó.

Por el caso solo esta Acosta imputado. Según trascendió el sospechoso dijo que “él no caerá solo”.

Compartir

Comentarios