El Gobierno autorizó a las distribuidoras cobrar un extra para compensar a las empresas.

El secretario de Energía sostuvo que la nueva suba en los precios del servicio no será para compensar la devaluación. Adjudicó desinformación a Cristina Kirchner.

El secretario de Gobierno de Energía, Javier Iguacel, sostuvo que el aumento "extra" que deberán afrontar los usuarios en el gas "no es una compensación", mientras atribuyó esa interpretación a la "desinformación" de la expresidenta Cristina de Kirchner. 

"Durante el invierno, los productores de gas facturaron a las distribuidoras el precio establecido semestralmente por el Enargas", indicó y señaló que "la diferencia se debe cobrar en el siguiente período, es decir en el verano". 

"No es una compensación por la devaluación", sostuvo y justificó que ello se vincula con una "desinformación" de Cristina de Kirchner. En ese sentido, criticó que hay "militantes" que buscan "asustar a la gente". 

En diálogo con Radio Mitre, subrayó: "Cuando uno mira el consumo anual, aún después del aumento del 34,7%, el 70% de los hogares pagará $700". Ejemplificó que el monto representa "la mitad de lo que sale el cable".

"Lo que buscamos fue uniformizar para que todos paguen el mismo precio de gas y la diferencia entre el que quiera ahorrar es que consuma menos o consuma más", resaltó el funcionario.

Ayer, el Gobierno autorizó a las distribuidoras cobrar un extra para compensar a las empresas por el salto del dólar de las últimas semanas. A través de una resolución de la Secretaría de Energía, avaló aplicar un incremento desde el 1 de enero de 2019 que se abonará en 24 cuotas mensuales. 

Fuente: Ámbito.

Compartir

Comentarios