Síntomas, prevención y rehabilitación

Esta enfermedad, por lo general, se presenta en personas jóvenes, y produce discapacidad, pero detectada y tratada a tiempo la calidad y la expectativa de vida son buenas. La AR es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta principalmente las articulaciones.


Hoy es el Día Mundial de la Artritis Reumatoidea (AR), enfermedad inflamatoria crónica que afecta principalmente las articulaciones, pero también otros órganos. Por este motivo, se realizarán durante la mañana distintas actividades en hospitales de la provincia. 

La Doctora Verónica Bellomío, Jefa del Servicio de Reumatología del hospital Padilla, explicó que es una enfermedad crónica que afecta pequeñas y grandes articulaciones, atancando sobretodo a personas jóvenes, con una edad pico de 40 años. 

La especialista explicó que la patología produce rigidez matinal, limitación para las actividades diarias, inflación y dolor, y el tratamiento precoz es lo que nos lleva a evitar deformidades en el tiempo", aconsejó.

"De todos modos con un tratamiento oportuno eso se puede prevenir", afirmó. 

Para Belllomío, "es importante consultar al especialista para que haga el diagnóstico y el tratamniento individualizado para cada paciente".

La AR es una enfermedad autoinmune de causa desconocida. No se hereda, pero se han identificado genes que predisponen a la enfermedad.  

"Hay predisposición genética, pero no es hereditaria, si es importante la agregación o predisposición familiar a padecerla", remarcó. 

Los síntomas se inician en manos y pies, con dolor e hinchazón de las articulaciones, y se sufre rigidez por la mañana (pueden ser necesarias hasta tres horas para movilizarse con soltura). Con el paso de las horas los síntomas suelen disminuir, pero reaparecen después de prolongado de reposo. El cuadro es persistente y progresivo.

"Las altertas son en personas jóvenes, principalmente mujeres, que tengan rigidez matinal y esa rigidez puede durar más de una hora, entonces hay que prestar atención y consultar porque puede ser la forma de inicio de una artritis. También, hay que tener en cuenta cuando hay una inflación de pequeñas articulaciones en forma simétrica o pueden haber síntomas generales como fiebre, cansancio, fatiga extrema y pérdida de peso. Son los primeros síntomas ante los que el paciente tiene que consultar", recomendó. 

La especialista dijo que el porcentaje de la población que tiene esta patología es bajo. "Un 1% de la población puede llegar a tener artritis reumatoidea, sin embargo es una enfermedad muy limitante que tiene mucho impacto en la capacidad laboral y en el gasto social que implica esta patología. Es una enfermedad de baja prevalencia, pero de alto impacto en la sociedad", subrayó. 

Respecto a las actividades programadas para hoy, dijo que están dirigidas a pacientes con artritis y a los familiares y se harán en forma simultánea en el hospital Avellaneda, en el hospital del Este, en el Eva Perón y en el Padilla. 

"Vamos a dar unas charlas sobre el tratamiento que tienen que ver con lo educacional y después habrá un taller de tejidos".

Compartir

Comentarios