El detenido fue identificado con el alias "el Señor de la Marihuana".

El acusado está señalado como el responsable de controlar un cargamento de una tonelada de Cannabis que fue secuestrado el pasado fin de semana en La Banda, Santiago.

El "Señor de la marihuana", como se lo denominó a Ale Torres (un "caponarco" santiagueño sindicado como el responsable de un cargamento de media tonelada secuestrado el último domingo) será trasladado en medio de un fuerte dispositivo de seguridad desde el Penal Federal de Colonia Pinto al Juzgado Federal de esta ciudad para que preste declaración indagatoria.

Torres está señalado como el cabecilla de una organización narcocriminal que operaba desde La Banda, con vínculos en campos de los departamentos Juan Felipe Ibarra y Moreno, así como también con "proveedores" en Paraguay.

El fiscal federal de Santiago del Estero, Dr. Pedro Simón, junto con su equipo y el CRI (Centro de Reunión Informativa) de Gendarmería Nacional, iniciaron una investigación hace meses y las tareas permitieron establecer que el último fin de semana llegaría un cargamento en una avioneta desde el vecino país.

El vuelo clandestino arrojó varios bultos con ladrillos de marihuana, los cuales fueron recogidos y en un establecimiento rural los acondicionaron, los cargaron en camión y sobre ellos depositaron carbonilla para despistar.

Sin embargo, efectivos de Gendarmería ya estaban apostados en las cercanías y cuando el camión salió a la ruta 89, el vehículo fue interceptado en el kilómetro 457. La requisa se concretó en la ciudad Capital, en el edificio de la fuerza, cumpliendo una orden del juez Federal Guillermo Molinari. Al descargar la carbonilla corroboraron que se hallaban los ladrillos de marihuana por un peso de media tonelada, aproximadamente.

Altas fuentes ligadas a la investigación confiaron que toda la operación era dirigida por Torres a través de un celular desde la Cárcel Federal de Colonia Pinto. El bandeño cumple una condena por un cargamento secuestrado hace cuatro años, proveniente de Bolivia, y otro en el 2016 que recibió de Paraguay, por el que espera ser juzgado.

Fuente: El Liberal.

Compartir

Comentarios