Una nueva entrega del popular juego de acción.

Sin el popular modo historia pero con muchas novedades, el juego de acción lanza una nueva entrega para PS4, XBOX Y PC. Lo más importante, el modo multijugador.

Le ha costado, pero al fin, Call of Duty se ha quitado la máscara. La popular serie de juegos de acción en primera persona regresa hoy a PlayStation 4, Xbox One y PC, y lo hace con una nueva entrega que se centra absolutamente en el multijugador. Sin complejos y con las ideas muy claras, la franquicia de Activision no quiere permanecer impávida ante los cambios que se están dando en el mercado de los juegos de acción, por esa razón presenta un nuevo episodio que renuncia a características clásicas, como la campaña para un solo jugador, al tiempo que abraza nuevos conceptos, como el tan cacareado Battle Royale.

Atrás quedan los días en los que cada nuevo episodio de este superventas venía acompañado de su correspondiente modo historia. Call of Duty: Black Ops 4 sustituye esta tradicional modalidad y lo hace si tapujos. En su lugar introduce Blackout, un modo todos contra todos en la línea del tan de moda Fortnite. Más que una sustitución es una liberación.

Blackout sigue los pasos de PlayerUnknow’s Battlegrounds y Fortnite y permite que hasta 100 jugadores se enfrenten todos contra todos en una batalla a muerte dentro del mapa de mayor extensión en la historia de la saga. Se trata de un escenario gigantesco, lleno de localizaciones, armas y personajes icónicos de anteriores entregas de la serie. Para Treyarch, el estudio californiano responsable de la subserie Black Ops, se trata de un gran homenaje a la saga.

En lo que respecta a la jugabilidad, esta nueva entrega es fiel al estilo “boots on the grond”, es decir, se descarta el uso del doble salto, la posibilidad de correr por las paredes y otras filigranas de las entregas más futuristas. A pesar de que este Black Ops 4 no renuncia a su ambientación de ciencia-ficción, quiere ofrecer un juego que resulte familiar para los veteranos de la serie, que recupere la esencia de las entregas de más éxito de la franquicia.

Captura de pantalla del videojuego Call of Duty: Black Ops 4 (Activision)

 

Otro cambio importante en el apartado jugable es la eliminación del sistema de recuperación automática de salud. Se acabó aquello de parapetarse detrás de una cobertura, ahora esta acción está asignada a un botón que se recarga a medida que pasa la partida. Se trata de una opción que puede dotar al juego de un mayor componente estratégico, y que se une a otros cambios, como la nueva niebla de guerra, que oculta del radar a los contrincantes más alejados, o el nuevo arsenal de armas y sus cambios dinámicos durante la partida.

Una buena forma de entrar en contacto con estas novedades es probar las misiones en solitario, una serie de objetivos que tanto sirven para entrar en el mundo de Black Ops 4 como para probar los diferentes especialistas. Estas nuevas clases de personaje, que cuentan con habilidades y armas específicas, son el foco de un modo multijugador que, de nuevo, vuelve a ser el centro de la experiencia y es totalmente personalizable.

Jugar en cooperativo con hasta tres amigos es uno de los alicientes del modo Zombies (Activision)

 

Aunque pudiera parecer lo contrario, este Black Ops 4 tiene más contenidos para un jugador de los que podría aparentar. Además de las misiones en solitario también cuenta con el regreso, por partida triple, de las alocadas campañas zombi. En este caso el jugador puede sumergirse, solo o acompañado de hasta tres amigos, en tres grandes escenarios plagados de muertos vivientes y ambientados en localizaciones tan peculiares como la antigua Roma o el hundimiento del Titanic.

La intención de Activision y Treyarch con Call of Duty: Black Ops 4ha sido poner en valor aquellos elementos que mejor han funcionado a lo largo de los últimos años de la serie. Para hacerlo no han tenido complejos a la hora de eliminar modalidades como el tradicional modo historia. En su lugar han potenciado el multijugador y presentan un juego que, en realidad, es una gran celebración de la franquicia. Puede que sea la entrega más sincera hasta la fecha. El tiempo dirá si también está a la altura de las mejores.

 

Fuente: La Vanguardia

Compartir

Comentarios