El hombre de 36 años habría seguido la ruta que le indicó un GPS y se precipitó al agua en Santiago del Estero. El hecho ocurrió cerca de las 6 de la mañana.

Un tucumano, engañado por el GPS, fue a parar al río cerca de la zona conocida como “Los Piletones“, a escasos metros del Dique Frontal. Afortunadamente el chofer no sufrió lesiones, pero su auto terminó averiado.

El hecho ocurrió cerca de las 6 y tuvo como involucrado un automóvil Mercedes Benz A200, propiedad de un ciudadano tucumano de apellido Brandalasi, de 36 años.

Según manifestó el conductor, mientras iba por la costanera el GPS le indicó que siga en esa dirección, por lo que se confió y terminó zambullido en el río Dulce.

Fuente: El Liberal.

Compartir

Comentarios