Complejo Buena Vista. Foto: La Gaceta

La víctima tiene 19 años y se precipitó al vacío mientras estaba en el departamento de unos conocidos. El accidente se registró el domingo a la madrugada.

Es delicado el estado del joven que cayó el domingo a la madrugada del tercer piso de un edificio de Yerba Buena, mientras hacía la previa junto a unos amigos. 

La Justicia investiga los motivos de la caída de Andrés Poviña, de 19 años, que se encontrababa en un inmueble ubicado en la avenida presidente Perón y Salta. 

El joven se encuentra hospitalizado y habría permanecido al menos dos horas tirado en el suelo.

El caso es investigado por la fiscala María del Carmen Reuter y se esperan los resultados de las pericias que se realizaron, así como la declaración de la víctima.

En el departamento se encontraban siete jóvenes de entre 18 y 19 años haciendo una previa para ir a bailar. A ese lugar arribaron Poviña junto dos amigos más.

Cerca de las 2, por razones que se tratan de establecer, los amigos abandonaron el lugar sin darse cuenta de que la víctima se había caído al vacío. Andrés fue encontrado por el guardia del lugar a las 4 de la mañana.

Los peritos creen que el joven salvó milagrosamente su vida porque cayó en el césped de la planta baja del edificio. Por las lluvias, el lugar se había transformado en un lodazal, lo que podría haber amortiguado el impacto contra el suelo.

Los nueve jóvenes que participaron en la previa declararon por la fiscalía que conduce Reuter. La mayoría lo hizo acompañado por sus padres, y varios de ellos por sus abogados.

Según confiaron fuentes judiciales, los jóvenes dijeron que se reunieron pasadas la medianoche en ese departamento y allí comenzaron a ingerir bebidas alcohólicas y que pasadas las 2 decidieron marcharse del lugar para concurrir a un boliche.

Los testigos declararon que no observaron cómo se había caído Poviña y que tampoco notaron su ausencia, ya que fueron a bailar en varios vehículos. Confirmaron que se enteraron de lo que había sucedido cuando les avisaron que lo habían encontrado en el suelo y que de inmediato regresaron al lugar.

Más allá de las versiones que dieron ante la Justicia, la fiscala Reuter ordenó que sean sometido análisis toxicológicos y corporales. Con estas pericias tratará de determinar qué consumieron durante la reunión y si alguno presenta una lesión física, para saber si Poviña fue empujado o se cayó solo.

Compartir

Comentarios