Algunos de los rodados secuestrados.

La Policía secuestró cientos de rodados, motopartes y numerosa documentación. En el lugar solo trabajaban a la madrugada. La investigación continúa.

La Policía realizó un allanamiento en un galpón de calle san Miguel al 900, en el barrio El Bosque. En el lugar, bajo la fachada de un taller mecánico, funcionaba un desarmadero de motos robadas.

En el depósito había más de 100 rodados, cientos de motopartes y numerosa documentación. Se cree que allí se desmantelaban motos robadas en barrios del norte y el sur de la capital.

“Evidentemente no es algo nuevo, aparentemente venía trabajando así desde hace tiempo”, dijo a La Gaceta Diego López Ávila, a cargo de la Fiscalía Especializada en Robos y Hurtos I, y agregó: “Son dos causas. La otra tiene que ver con la venta de partes a través de las redes sociales”

Operativo

“La investigación inició hace dos meses por una denuncia que se realiza en la comisaria 2°: un joven fue herido de arma de fuego para sacarle su motocicleta”, contó en el programa La Mañana de la 12 el comisario Alfredo Díaz titular de esa dependencia policial.

Hubo cruce de datos, “establecimos que en algunas jurisdicciones se daban más robos de motos que en otras. Después de sustraerlas, las llevaban hasta ese desarmadero, donde las desmantelaban. Está corroborado que el lugar funcionaba entre la 1 y las 6”.

En el momento del allanamiento no estaban los dueños del lugar. “La causa se encuentra bajo secreto de sumario hasta q el fiscal determine nuevas medidas”, dijo Díaz.

En la casa que estaba usurpada hace 10 años encontraron varios motores, algunos de ellos coincide con las denuncias realizadas en las comisarias: 14° y de El Manantial.

En el local se detectaron motos que habían sido robadas este año. “Es la primera vez que se incauta semejante cantidad de motos y motopartes. Es un operativo importante porque detrás de estas organizaciones hay derramada mucha sangre de inocentes”, resaltó López Ávila.

El desarmadero funcionaba con tal impunidad que un cliente llegó en la noche a comprar piezas, mientras se realizaba el allanamiento. Según trascendió, se trata de una propiedad usurpada. El taller funcionaba desde hacía 10 años. El propietario fue identificado como un tal “Payo”, quien residiría en Banda del Río Salí.

Modo

“Toda actividad delictiva que se neutralice debe ser cortada”, dijo en LV 12 Claudio Maley ministro de Seguridad sobre el operativo que realizaron considerado uno de los más importante en lo que va el año.

“La fiscalía de turno aceleró las medidas”, agregó el titular de la cartera de seguridad. “En ese lugar trabajaban intercambiando productos. O incluso la venta desleal de vehículos”, contó.

Las partes de los rodados llegaban de a cantidad. Delincuentes asaltaban bajo amenazas de arma de fuego y se llevaban los rodados hasta el “taller” donde lo desarmaban en minutos. “Este tipo de operativos es importante porque son robos graves en los que se usan armas de fuego y los asaltantes actúan con mucha violencia”, finalizó José Díaz jefe de Policía.

Compartir

Comentarios