El organismo internacional cuenta con oficinas propias en alrededor de 70 países.

Luego de 15 años, el organismo internacional se instalará nuevamente en el país con una base en el Banco Central. Un representante será el encargado de monitorear las acciones económicas del Gobierno.

Un jamaiquino de extensa trayectoria en el FMI fue designado para dirigir la oficina que el organismo abrirá en Buenos Aires en noviembre. Se trata de Trevor Alleyne, quien de esta forma se transforma en el principal responsable de monitorear día a día si el Gobierno cumple con las metas del "doble cero": es decir equilibrio fiscal y nula expansión monetaria. 

 

La misión del Fondo que estuvo en Buenos Aires en agosto hizo base en oficinas prestadas por el Banco Central y allí se instalará finalmente Alleyne en su desembarco oficial.

El designado será "representante residente (resident representative) en la Argentina, es decir el primer punto de contacto entre el FMI y las autoridades del Gobierno local. Luego está la misión que sigue el caso argentino, que es encabezada por Roberto Cardarelli, y que realizará visitas trimestrales para ir monitoreando que se cumpla con los compromisos asumidos por la administración de Mauricio MacriLa próxima visita estaría prevista en noviembre.

Trevor Alleyne será el representante del FMI en nuestro país.

 

El FMI ya había anunciado su intención de volver a tener una oficina en el país, después de más de quince años. Aunque aún no lo oficializó, ya está designado el nuevo representante y así se lo hicieron saber a las máximas autoridades del BCRA y del ministerio de Hacienda. El Fondo –según destacan en Washington– tiene oficinas propias en alrededor de 70 países, algunos que cuentan con un programa financiero y otros que no, por ejemplo Brasil y China.

Se supone que antes de fin de mes el directorio del organismo dará su visto bueno del nuevo paquete de ayuda financiera, que suma USD 57.000 millones. De ese total, USD 15.000 ya fueron desembolsados, USD 13.400 millones llegarán antes de fin de año, USD 22.000 millones serán "gatillados" en 2019 y el resto en 2020. Pero todo dependerá de la buena letra que haga el Gobierno a la hora de cumplir con los compromisos asumidos, desde el punto de vista fiscal y monetario.

 

Fuente: El Intransigente

Compartir

Comentarios