Este robot humanoide pudo superar las críticas de sus detractores.

La creación de Boston Dynamics asombra por su estabilidad luego de varias pruebas. Apunta como uno de los androides más completos del mercado.

En 2013, Boston Dynamics presentaba a Atlas. Un pequeño robot humanoide, capaz de emular al ser humano y andar como él, que destacaba tanto por su inestabilidad como por la facilidad que tenía para caerse. Tras estas primeras pruebas, el equipo de investigadores decidió devolver a Atlas al laboratorio, donde sería sometido a un duro entrenamiento hasta que se convirtiera en una máquina mucho más estable.

En noviembre de 2017, Boston Dynamics demostraba los avances de su robot. Todo a través de un vídeo en el que la empresa estadounidense mostraba las nuevas habilidades del Atlas. Desde saltar y hacer volteretas hacia atrás hasta moverse entre plataformas de distintas alturas y dar giros de 180 grados. Poco quedaba de aquel robot humanoide presentado en 2013, más allá de su estética.
Atlas sale a correr y se adentra en el mundo del parkour
Varios meses más tarde, en mayo de este mismo año, la compañía mostraba una nueva actualización de este robot, en el que podíamos ver a Atlas saliendo a correr. Después de superar la sensación de inestabilidad que giraba en torno al robot, el proyecto de Boston Dynamics demostraba ser capaz de correr de una forma muy natural en superficies que no son perfectamente lisas.

 

Ahora, un nuevo vídeo de Boston Dynamics demuestra por qué Atlas es uno de los robots humanoides más completos del mercado. El equipo ha actualizado el software de su criatura para mejorar la precisión de cálculo y movimiento del robot. Gracias a ello, Atlas es capaz de realizar saltos en lateral aprovechándose del movimiento de los brazos, como si de un humano se tratara.
Un robot cada vez más humano

Con el objetivo de que emular el movimiento del cuerpo humano, el equipo ha otorgado a Atlas un nuevo software de control que le permite calcular tanto la energía como la fuerza necesaria para realizar los saltos. Así, el que fuera un robot inestable se ha convertido en un humanoide capaz de imitar los movimientos del ser humano con gran acierto.
Gracias a esta nueva actualización, Atlas es capaz de gestionar el movimiento de las piernas, de sus brazos e incluso de su torso. Pero no solo eso. Tras los avances tanto en el hardware como en el software de visión computacional de la criatura, el proyecto de Boston Dynamics también tiene la capacidad de identificar objetos y realizar movimientos con mayor precisión que nunca. En definitiva, Atlas es un robot cada vez más humano que muestra los pasos a seguir en este campo.

 

Fuente: Cadena Ser

Compartir

Comentarios