Todos los implicados en las causas que vinculan a Fujimori fueron liberados.

Una Sala de Apelaciones de la Justicia del país sudamericano revocó su detención preliminar que la vinculaba en el delito de lavado de activos. Estuvo una semana en la cárcel.

La Segunda Sala Penal de Apelaciones de Perú revocó este miércoles la orden de detención preliminar contra Keiko Fujimori por el delito de lavado de activos en el caso aportes de la constructora brasileña Odebrecht.

El pasado miércoles, el magistrado Concepción Carhuancho ordenó la detención de Fujimori y otras 23 personas en el marco de una investigación por lavado de activos vinculada a la financiación irregular de esa formación política.

En concreto, la corte de apelaciones declaró la nulidad de toda la resolución que dispuso la detención preliminar de Keiko Fujimori así como su libertad y la de todos los detenidos por el Caso Cócteles. 

La instancia judicial también ordenó separar al juez Carhuancho del proceso contra la líder del partido Fuerza Popular, en el caso relacionado al financiamiento de la campaña presidencial del 2011.

El presidente de la Sala de Apelaciones, César Sahuanay, señaló que la decisión a favor de Keiko Fujimori fue tomada por unanimidad y se desestimó el peligro de fuga que argumentaba la resolución judicial del juez Carhuancho.

Sahuanay indicó que tras la revocación de la detención preventiva el juez Carhuancho no se podrá pronunciar de nuevo sobre el requerimiento fiscal, sino que tendrá que hacerlo otro juez de investigación preparatoria. 

Al presentarse en la sala de apelaciones Keiko Fujimori, afirmó que jamás ha pensando en fugarse del país. "No me he ido en el año 2000, estoy aquí, dando la cara, jamás he obstruido la justicia", recalcó.

Fuente: Telesur.

Compartir

Comentarios