La psoriasis afecta a alrededor de 1 millón de argentinos.

Se realizará el 25 de octubre, en el marco de la Campaña de la Sociedad Argentina de Dermatología por el Día Mundial de la Psoriasis, que se conmemora este 29 de octubre.


Por iniciativa de la Sociedad Argentina de Dermatología, a través del ‘Grupo Argentino de Psoriasis’, el Hospital Avellaneda brindará consultas gratuitas y sin turno el día jueves 25 de octubre, de 8 a 12, para personas con la sospecha de que puedan presentar psoriasis o para aquellas con diagnóstico y que han sido tratadas, pero que no han logrado alcanzar todavía resultados satisfactorios. Deben dirigirse al Servicio de Dermatología, Consultorio 24 (Área de Consultorios Externos), ingresando por Catamarca al 2000. 

La propuesta se da en el marco del Día Mundial de la Psoriasis, que se conmemora cada 29 de octubre y es una oportunidad para continuar concientizando sobre esta severa enfermedad crónica, inflamatoria, autoinmune, no contagiosa y sistémica, cuya principal manifestación se da en la piel. La psoriasis aparece sobre todo en manos, codos, rodillas, pies, tronco, cuello y cuero cabelludo, y afecta a alrededor de 1 millón de argentinos. 

“Los dos grandes problemas que se nos presentan como comunidad en lo que concierne a la psoriasis son el subdiagnóstico y el subtratamiento. El diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado en tiempo y forma disminuyen las complicaciones y mejoran la calidad de vida de los pacientes. Para que esto sea posible, el primer paso es que las personas que crean que padecen esta enfermedad acudan a la consulta”, señaló el Dr. Alberto Lavieri, médico dermatólogo, Coordinador del ‘Grupo Argentino de Psoriasis’ de la Sociedad Argentina de Dermatología.

Más allá de todas las comorbilidades y condiciones asociadas a esta enfermedad (artritis psoriásica, obesidad y enfermedad cardiovascular, entre otras), múltiples estudios han demostrado que vivir con una psoriasis mal controlada afecta enormemente la calidad de vida, impactando en todos los ámbitos: el laboral, el social, el familiar, el de pareja y el íntimo personal. Además, esta enfermedad incrementa significativamente el riesgo de sufrir depresión.

“En general, los pacientes interrumpen sus actividades sociales y personales, ya que es una enfermedad visible y termina siendo incapacitante. En el consultorio, muchos refieren que les afecta significativamente su vida personal y el aspecto que presentan, en ocasiones, los conduce a desarrollar cuadros de depresión y angustia (y en algunos casos hasta ideas suicidas)”, sostuvo la Dra. Beatriz Gómez, médica dermatóloga, Coordinadora Unidad de Psoriasis en Hospital de Clínicas Nicolás Avellaneda.

Verse en necesidad de exponer ante otras personas las propias lesiones en la piel genera en muchos casos vergüenza, que puede desencadenar cuadros de ansiedad, aislamiento y otros trastornos psicológicos. Pero, como si esto fuera poco, esta es una enfermedad que pica y que duele, tanto de día, mientras uno trabaja, estudia, maneja, hace las compras o cocina, como de noche, cuando se debería poder disfrutar de un descanso reparador. 

“Las campañas de detección y concientización son instancias que siempre contribuyen a poner sobre la mesa el tema, llamar la atención de la comunidad e invitarla a que tome medidas para hacer algo por su salud y vivir mejor”, enfatizó el Dr. Lavieri.

“El dermatólogo no sólo debe evaluar el grado de compromiso cutáneo (esto es cuánto se extiende la enfermedad) sino también debe evaluar las enfermedades asociadas y el impacto psicosocial que desencadena, agregó la Dra. Gómez.

Aunque es una enfermedad muy visible, por su manifestación en la piel, llamativamente en algunos casos el diagnóstico continúa siendo un desafío y la mayoría de los pacientes debe ver a más de un profesional hasta arribar al diagnóstico preciso.

“Los dermatólogos tenemos el conocimiento y la experiencia para realizar el diagnóstico temprano de la enfermedad e indicar el tratamiento adecuado, logrando de esta forma que los pacientes con psoriasis accedan a una buena calidad de vida y prevenir complicaciones”, concluyó Dr. Lavieri.
 

Compartir

Comentarios