La medida ya tuvo resultados satisfactorios en otras jurisdicciones y podría aplicarse en Tucumán.

A través de estos dispositivos se podrá ejercer un control y monitoreo desde la policía con respecto al comportamiento de víctimas y victimarios en caso de que existiese alguna restricción.


 

Se valora en el Ministerio Público Fiscal (MPF) la utilización de pulseras electrónicas en casos de violencia familiar y género. La medida, que tuvo resultados satisfactorios en las provincias de Mendoza y de Córdoba, está a punto de comenzar a aplicarse en Tucumán. Por ese motivo, se realizó una reunión informativa en la sede del MPF de la que participaron además del Ministro Fiscal, Edmundo Jiménez, las titulares de las Fiscalías de Instrucción Especializadas en Violencia Familiar y Género, Adriana Reinoso Cuello y Mariana Rivadeneira. También estuvieron presentes funcionarios de esas unidades investigativas.

 

En la oportunidad, funcionarios policiales expusieron sobre las virtudes de los equipos que van a ser puestos operativos. Mediante esos dispositivos se ejercerá un control y monitoreo desde la policía, con estricto conocimiento de la fiscalía, con respecto al comportamiento de víctimas y victimarios cuando existiese alguna restricción de acercamientos u otra medida.

 

Al respecto, el Ministro Público Fiscal comentó algunas de las características de la pulsera electrónica. “Es algo nuevo en nuestra provincia y nos va a facilitar el control de aquellas personas que tienen en la justicia alguna medida de restricción. El dispositivo permitirá determinar dónde está la persona y el acercamiento al lugar que se le restringió la proximidad con la víctima. A su vez, la víctima tiene también un equipo pulsador que si se acerca esa persona dispara una alarma hacia el monitoreo, que está haciendo el personal policial, y si esto ocurre, inmediatamente se dirigen los agentes con el móvil quienes se comunicarán al momento con la fiscalía que ha tomado la medida”, opinó. “Vamos en una avanzada tecnológica hacia combatir el delito y prevenir cualquier dificultad en el cumplimento de las órdenes que se dan por intermedio de los fiscales y de los jueces”, afirmó.

 

Sobre la posibilidad de incrementar el número de equipos, Jiménez informó: “a partir de un convenio que hizo el Ministerio de Seguridad de la provincia con el Ministerio de Justicia de la Nación vino una provisión de pulseras pero también estamos pensando en la posibilidad de incrementar a través de recursos propios este medio, porque sabemos que es dificultoso, problemático y complicado el tema de los lugares de detención y esto vendría a solucionar ese problema”.

 

Más tecnología en el Ministerio Fiscal


 
Los avances tecnológicos que comienza a experimentar el trabajo que lleva adelante el Ministerio Público Fiscal, se pudieron observar en oportunidad de realizarse una exhumación en el marco de una causa en trámite. Para ello, el Cuerpo Médico Forense dependiente del Ministerio Público, que trabajó en forma conjunto con el departamento de Criminalística de la Policía provincia, utilizó un detector de metales, para realizar el trabajo mencionado.
El jefe de los fiscales, Edmundo Jiménez, dijo sobre el particular, que esto se enmarca en la política encarada por el Ministerio Fiscal para desarrollar el trabajo investigativo y luchar de esta manera concreta contra la delincuencia.

Compartir

Comentarios