González indicó que el precio del boleto puede llegar a los $45 en enero.

Pese al levantamiento del paro de colectivos en el horario nocturno, César González, titular de UTA, avizoró un panorama de pesimismo y anunció la adhesión al paro general de noviembre.

César González, titular de la Unión Tranviarios Automotor, manifestó la preocupación por el futuro inmediato del sector de transporte público, pese al acuerdo al que llegó el gremio para levantar el paro nocturno: "ayer llegamos a un acuerdo, las empresas van a hacer la liquidación correspondiente al mes de septiembre, se comprometieron a hacer hoy efectivo el pago".

"Los compañeros percibieron la remuneración como se pactó en febrero sin inconvenientes, pero en el acta que se hizo el 4 de octubre, ellos se retractaron y dijeron que por error hicieron la liquidación con el incremento asi que anunciaron que en el mes de octubre no la iban a abonar", argumentó González, y definió: "si la entidad madre lo negaba, no nos quedaba alternativa".

Con respecto al panorama del sector, el titular del gremio explicó que hay "un problema que se avecina: la quita de subsidios va a comenzar el 1 de enero. Desde el 30 de diciembre del año pasado que está congelado", y afirmó que el hecho "va a ser un caos para la actividad. Si con subsidios, el costo era de $25, ahora va a ser de $40, $45, y el tema va a ser quién lo va a poder pagar. Es imposible que una empresa pueda seguir transitando si no tiene pasajes".

Para finalizar, confirmó que en cuanto al paro general de noviembre impuesto por la CGT, su gremio se adherirá.

Compartir

Comentarios