El tenista porteño es el segundo preclasificado del torneo belga.

El Peque se está reponiendo de la mala gira asiática y metió un triunfazo ante el francés Gilles Simon por 6-4 y 6-3 y ahora chocará por un lugar en la final ante Monfils o Pospisil.

Diego Schwartzman (17 del ranking mundial) dio otro paso en el ATP 250 de Amberes, Bélgica, certamen que se disputa sobre superficie rápida, que reparte poco más de 600 mil euros en premios y que tiene al argentino como segundo preclasificado.

Hoy superó al francés Gilles Simon (32), con autoridad, por 6-4 y 6-3, en una hora y 36  minutos de partido. 

Ayer Peque debutó directamente en segunda ronda y debió esforzarse al máximo para superar al británico Cameron Norrie (87) por 7-6 (1), 6-7 (3) y 7-5. En la próxima ronda se cruzará con el francés Gael Monfils (38) o el canadiense Vasek Pospisil (79).

Fuente: TyC Sports.

Compartir

Comentarios