En la sala el juez con el abogado defensor y el acusado.

Con esta metodología se acortan los tiempos en las causas. Los defensores tienen más accesos a las causas. Nuevo código.

El viernes fue un día histórico para la Justicia en la provincia: se realizó la primera audiencia oral y pública para resolver la prisión preventiva de un imputado por homicidio. “Es una cuestión concreta se hizo con la buena voluntad de las partes a los fines de mejorar el servicio de justicia y acelerar los trámites”, sostuvo en LV 12 Facundo Maggio juez Penal de la II Nominación del Centro Judicial Capital.

Considerando el punto de partida para el futuro de las audiencias el letrado explicó que con esta metodología se ahorra muchos días. “Esta causa ahora va a la cámara”, dijo.

Por su parte Adriana Gianonni fiscal de Instrucción de la VIII Nominación indicó que fue muy gratificante para todos. “Evitamos todo el incendio burocrático y papeles que había”, indicó y agregó con la decisión de los operadores esto se puede hacer sin seguir esperando las cosas ideales”.

Letrados

En la primera audiencia se resolvió la solicitud de prisión preventiva por el caso de un imputado por homicidio ocurrido en el mes de septiembre en la Costanera. Patricio Char abogado defensor del acusado dijo que si bien no fue como esperaban (con respecto al caso) el nuevo proceso es un avance al sistema penal de Tucumán. “A los fines de contribuir para mejorar el sistema en beneficio de la sociedad la audiencia fue muy positiva”, destacó.

“Lo que venía sucediendo y está quedando en desuso es que los abogados defensores no podíamos acceder a requerimientos de presiones preventivas, copias de ellos, o ser oídos. Atentaba con el principio de inocencia de todos los ciudadanos no tan solo de este cliente”, analizó.

Código

Esta experiencia representa un paso contundente hacia la oralidad e inmediatez de los procesos penales lo cual redundará, a su vez, en una mayor calidad de justicia para todos los ciudadanos. Por otra parte, si bien es uno de los ejes fundamentales del nuevo código procesal penal, está contemplado también dentro del código vigente ya que  permite a las partes acordar los procedimientos que se consideren adecuados  a los fines simplificar y abreviar los procesos penales (Art.17).

 

“Con este tipo de audiencias se ahorran al menos dos meses de trámites burocráticos”, expresó hoy el Dr. Facundo Maggio en relación al proceso hasta ahora inédito en el Centro Judicial Capital.
Frente a una sala llena, el Juez de Instrucción en lo Penal de la II Nominación abrió la audiencia oral con la presencia de las partes y del imputado por homicidio en un hecho ocurrido el 24 de septiembre este año.
Luego de explicar el procedimiento que tendría la medida, la Fiscal de Instrucción de la VIII Nominación, Dra. Adriana Gianonni, hizo uso de la palabra para fundamentar el requisito de prisión preventiva. Entre otros argumentos, destacó la falta de arraigo- ausencia de domicilio cierto-, la gravedad del hecho y la falta de asistencia por parte del imputado, en tareas comunitarias que le habían sido asignadas al Juzgado de Paz de Banda del Río Salí. Gianonni solicitó prisión preventiva por el término de 18 meses.


A su turno, el Dr. Patricio Char, en ejercicio de la defensa del imputado, rechazó el requerimiento de prisión preventiva por considerarlo “ilegítimo, desproporcionado y arbitrario” y solicitó que se respete el principio de inocencia.
Luego de un breve cuarto intermedio, Maggio resolvió hacer lugar al requerimiento de la Fiscal respecto de la prisión preventiva, pero limitándola a 12 meses y aclarando que la medida no es inflexible sino que puede decretarse el cese de prisión o la prórroga según los elementos de prueba que surjan durante el proceso judicial.
También aclaró que los motivos que lo llevaron a dar lugar al requerimiento la fiscal surgieron a la luz de la evaluación de los riesgos procesales invocados y la razonabilidad y proporcionalidad de la medida solicitada pero, aclaró, “esto no implica de ninguna manera una consagración automática de la responsabilidad criminal”. La defensa apeló la medida y tres horas después, el recurso ya había sido elevado a la Cámara de Apelaciones. 
La experiencia que hoy se realizó en los Tribunales Penales demostró que el paso hacia la oralidad e inmediatez de los procesos penales promueve una justicia de calidad al resolver las medidas en tiempos razonables y garantizando así los derechos de todas las partes en el proceso.

Compartir

Comentarios