La regulación de la publicidad de comida chatarra destinada a los chicos parte del Plan Nacional de Prevención que prepara el Gobierno.

Estaba previsto para esta semana que se conmemoró el Día de la Lucha contra la Obesidad pero desde el Gobierno confirmaron que siguen trabajando en el tema.

La Secretaría de Salud de la Nación postergó sin fecha el Plan Nacional de Prevención del Sobrepeso y la Obesidad infantil, que estaba previsto para el miércoles 17 de octubre, día en que se conmemora en el país el Día Nacional de la Lucha contra la Obesidad, que justamente tiene como fin sensibilizar y concientizar a la población sobre la importancia de la prevención y el control.

En tal sentido, tal como adelantó Clarín, la industria alimenticia ya lanzó un compromiso de 13 grandes empresas del sector para autorregular la publicidad dirigida a niños en pos de contribuir en la lucha contra la obesidad infantil. Dentro del Plan Nacional, uno de los puntos a evaluar es precisamente el tema de la publicidad dirigida a niños. “Se sigue trabajando en el tema, cuando esté listo lo vamos a presentar”, afirmaron desde Salud, aunque no pusieron nueva fecha.

La obesidad infantil es un problema mundial y que afecta también a la Argentina, donde 4 de cada 10 chicos en edad escolar tiene sobrepeso u obesidad.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) elaboró un informe donde Argentina encabeza el ranking latinoamericano. Según el documento, el 9,9% de los niños menores de cinco años padecen obesidad en nuestro país, seguido por Perú con 9,8%, y Chile con 9,5%.

Al respecto, Felipe Álvarez, Director de Innova La Rioja se refirió a la preocupante situación que sufre su provincia: "La obesidad es una problemática que afecta a la mayoría de los países del mundo. Puntualmente, en Argentina la padecen casi 3 de cada 10 personas, siendo la tasa más alta de Latinoamérica. En La Rioja, además, este porcentaje es aún mayor para los niños: el 80% de los menores de 14 años tiene algún grado de sobrepeso, lo que los especialistas indican que posteriormente genera mayores probabilidades de desarrollar hipertensión arterial, diabetes, o dificultades renales, entre otras patologías".

Con respecto a las necesidades para combatir la problemática, Álvarez sostuvo que "es necesario diseñar políticas públicas que aborden esta cuestión en forma multidimensional. Es decir, solamente a través de una educación orientada a la concientización y a la promoción de hábitos saludables, se podrá avanzar hacia un cambio cultural que erradique el sedentarismo y la mala alimentación y muestre resultados a largo plazo”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la obesidad como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. El sobrepeso y la obesidad constituyen el sexto factor principal de riesgo de muerte en el mundo y cada año fallecen cerca de 3,4 millones de adultos como consecuencia de las mismas.  A su vez, la obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI ya que se calcula que en 2016 más de 41 millones de niños menores de cinco años en todo el mundo tenían sobrepeso o eran obesos.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios