El presidente reiteró que los últimos meses han "sido muy duros" y que conoce la "angustia" de todos los argentinos.

El presidente convocó a los gremios a trabajar en esa dirección. Lo hizo este viernes al participar del cierre del 54° Coloquio de IDEA en Mar del Plata.

 

 El presidente Mauricio Macri participó este viernes del cierre del 54° Coloquio de IDEA en el Sheraton de Mar del Plata desde donde insistió en la necesidad de trabajar por la "competitividad" y apuntó a los gremios para generar cambios en la legislación laboral. 

En diálogo con Rosario Altgelt, presidenta de esta edición del Coloquio y Javier Goñi, presidente de IDEA, el mandatario sostuvo: "Una vez más, convoco a los gremios a que nos sentemos y hagamos cosas inteligentes para nuestra gente". 

"No podemos tener un costo logístico que es el doble de la región, no podemos tener métodos mafiosos. Si esto no cambia, cientos de miles de puestos de trabajo no se van a generar. No es una cuestión personal, limita nuestro futuro", indicó y afirmó: "Lo mismo con la legislación laboral".

Recordó que el Gobierno logró poner en marcha la ley de ART, aunque resaltó que "no alcanza" y aseguró que se preocupa "más que ninguno en la historia" por la creación de empleo. "Me obsesiono todos los días", puntualizó. 

Sobre el debate del Presupuesto 2019, Macri resaltó que el país tiene el "enorme desafío pendiente" de aprobar un presupuesto que sea "equilibrado" y "estructuralmente sano", al tiempo que aseguró que lo público y lo privado deben trabajar en conjunto.

"Sabemos que hemos tenido que pedirle un esfuerzo al sector privado con un impuesto que es totalmente distorsivo", pero señaló que para tener una ley de leyes equilibrada es necesario "bajar los impuestos". 

Al dirigirse a cientos de empresarios concentrados en el Sheraton Hotel, Macri indicó: "Con la autoridad que tienen de haber hecho el aporte patriótico de los cuatro pesos, tienen que estar en la discusión del Presupuesto".

El Presidente reiteró que los últimos meses han "sido muy duros" y que conoce la "angustia" de todos los argentinos. "La crisis nos agarró en una transición, durante el cambio. Algunos se quejaban de la velocidad de las transformaciones, estábamos recibiendo inversiones, pero vino abruptamente. Por eso tuvimos que recurrir al Fondo y también vinieron los cuadernos", explicó. 

"Los bonos cayeron uno y cayeron tres veces más después de los cuadernos y eso precipitó todos los debates. Las cosas que no se querían hablar salieron a la luz y yo creo que de eso vamos a salir fortalecidos. Nos fortalecimos nosotros como sociedad", sostuvo sobre la causa de corrupción en la obra pública que está en manos del juez Claudio Bonadio. 

Además, le agradeció a los argentinos por cómo enfrentaron la crisis. "Había una crisis política institucional profunda, pero a pesar de eso acá estamos y agradeciéndole a los argentinos por el nivel de madurez y comprensión. Se pronosticaban en los medios corridas bancarias y eso no pasó". 

"No hay realismo mágico, no hay más mentiras, estamos haciendo las cosas que hay que hacer y no estamos negando que no quedan cosas por hacer. Hay verdad institucional, Todesca saca el numerito del Indec que tiene que sacar", continuó. 

"Hay bases que empezamos a construir que son para siempre y eso es lo que hay que abonar y cuidar. Yo siento que hemos fortalecido la sociedad. Hay una sensatez mayor en el ciudadano de a pie, mucho mayor que en la dirigencia", dijo. 

En materia de cambios destacó los avances en la recuperación de la matriz energética, la lucha contra el narcotráfico y la sanción de leyes "copernicanas" como la Ley del arrepentido. En este sentido, destacó que aún falta trabajar en una "ley para poder recuperar el dinero" de la corrupción. 

También insistió en la necesidad de trabajar en conjunto "entre los argentinos y el mundo". "Esta dinámica es la que tenemos que lograr fortalecer, lamentablemente uno todavía encuentra mucho enojo y resentimiento con cosas que no funcionaron", dijo y llamó a fortalecer la herramienta del diálogo para conseguirlo.   

 

Fuente: Ámbito Financiero

Compartir

Comentarios