El Pincha jugó la mitad del segundo tiempo con uno menos por la expulsión de Estevez (foto: @ATOficial).

Rodrigo Aliendro puso el 1-1 definitivo a los 43 del segundo tiempo luego de buscar con un jugador más por todos los medios ante un Estudiantes que se puso en ventaja por Nahuel Estévez.

Atlético Tucumán y Estudiantes igualaron 1 a 1 en el estadio de Quilmes, por la novena fecha de la Superliga. Los goles del encuentro lo marcaron Nahuel Estévez y Rodrigo Aliendro, en un encuentro donde el Decano mereció más. 

En los primeros minutos del partido, ambos equipos se mostraron bien parados, intentando generar peligro con la pelota en los pies. El equipo de Ricardo Zielinski sufre la ausencia de Luis Miguel Rodríguez, quien no viajó a Buenos Aires por una contractura en el aductor derecho. La primera llegó para Atlético, en los pies de Leandro Díaz, pero la pelota rebotó en la defensa local. Posteriormente, en la misma jugada, Gervasio Núñez terminó rematando por arriba del arco. 

Minutos después llegó la respuesta de los locales. Mariano Pavone pivoteó y se la dejó a Lucas Rodríguez, quien estrelló la pelota en el travesaño ante un Cristian Lucchetti que no presentó respuestas. Promediando la primera etapa, Guillermo Acosta también lo tuvo de media distancia, luego de que se la bajara el Loco Díaz, pero el balón pasó cerca del palo derecho de Mariano Andujar. A cinco del cierre de la primera parte, Nuñez la tuvo de nuevo, mano a mano con Andujar. Pero el Yacaré remató débil al cuerpo del porteo Pincha, que le ahogó el grito al Decano. 

El inicio del complemento lo tuvo a un Atlético protagonista, teniendo la pelota y empezando a presionar al rival, pero Estudiantes aprovechó una contra que encontró mal parada a la defensa del Decano, y Nahuel Estévez la mandó al fondo de la red, entrando solo por el segundo palo. 

El conjunto de Zielinski lejos de caerse fue en busca del empate. Primero apareció Mauro Matos, de cabeza, pero Andujar contuvo firme. Luego el remate del Bebe Acosta se estrelló en el travesaño y le ahogó el grito al Decano. Atlético es más que el local que apenas pasó dos veces la mitad de la cancha en el segundo tiempo. 

Tanto fue el Decano que llegó la igualdad. Acosta la luchó hasta la línea de fondo, tiró el centro y Rodrigo Aliendro se metió entre los centrales de Estudiantes para cambiarle el palo a la pelota, de cabeza, y poner una merecida igualdad con la que terminó el partido. 

La próxima jornada, Atlético recibirá a Independiente el sábado, en el Monumental. Mientras que Estudiantes visitará a Banfield.

Fuente: El Tucumano.

Compartir

Comentarios