Los ataques son cerca de la mitad de los que se produjeron en 2014 durante las elecciones (fotos: Reuters).

Se perpetraron 193 ataques en todo el país asiático durante el proceso eleccionario del sábado. A pesar de los asesinatos, aseguraron que la elección fue "un éxito".

La jornada electoral de este sábado en Afganistán, dejó al menos 67 muertos, 27 civiles, 9 miembros de las fuerzas de seguridad y 31 insurgentes, y 126 heridos en 193 ataques perpetrados en todo el país por los talibanes, que habían amenazado unas elecciones parlamentarias que llegaban con tres años de retraso.

Los 193 ataques contra las fuerzas de seguridad afganas y los colegios electorales comenzaron con la apertura de los centros a las 7:00 de la mañana hora local y se extendieron hasta las 18:00, afirmó en una rueda de prensa el viceministro de Interior, Akhtar Muhammad Ibrahimi.

Los ataques incluyen un atentado suicida en Kabul, 76 acciones contra los colegios electorales en todo el país y una docena de explosiones cerca de centros electorales "para aterrorizar a los votantes", además de combates con las fuerzas de seguridad.

Como resultado, explicó Ibrahimi, 27 civiles murieron y un centenar resultaron heridos, mientras que al menos nuevo miembros de las fuerzas de seguridad fallecieron y otros 25 resultaron heridos.

Además los talibanes sufrieron 31 bajas y 18 insurgentes más fueron detenidos con vida.

Según el vice ministro de Interior, estos ataques son cerca de la mitad de los que se produjeron en 2014 durante las elecciones presidenciales.

A pesar de la ola de sangre, las elecciones fueron un éxito

Por su parte, en la misma rueda de prensa, un portavoz del Palacio Presidencial, Haroon Chakhansori, no dudó en calificar los comicios como "un éxito" para Afganistán y una "derrota" para los terroristas.

Fuente: Crónica.

Compartir

Comentarios