La fiesta del pueblo ciruja y el temple del equipo ayudaron a la remontada.

Ariel Helueni y su compañero Esteban Edul analizaban las diferencias del Santo frente a Racing y lanzaron un arriesgado pronóstico. Tras la remontada compararon a Matías García con Messi.

"Los grandes luchan hasta el final". Lo dice una de las banderas más emblemáticas de San Martín. Y ahora lo saben los relatores de todo el país como Ariel Helueni y Esteban Edul, por radio Continental, impresionados por la remontada de San Martín cuando todos lo daban por hecho al triunfo de Racing en Tucumán, sobre todo después del 1 a 0 y el ingreso de Marcelo Díaz.

 

"Si entra Marcelo Díaz no la agarran más a la pelota. Racing está ganando cómodo. Arce fue bien expulsado y Racing se puso en ventaja. El ingreso de Díaz es una mala noticia para los tucumanos. A la hora de tener la pelota, de cuidarla y tratarla bien se equivoca poco Díaz. Bastante le cuesta tener la pelota a San Martín y con la presencia de Marcelo Díaz le costará más aún", pronosticaron.

 

Los elogios del gran refuerzo trasandino no cesaban cuando de repente llegó el empate de Bieler: "Se lo empatan cuando Racing insinuaba la victoria cómoda, se lo empatan a la academia, la ley del ex. Para que San Martín empatara debía haber un error grosero y fue de Orban, que salió lejos, mal, y perdió con Costa. El error fue grosero y cuando nadie lo creía le permite llegar al empate".

 

"Racing estaba para el segundo y para el tercero. Si Racinghoy no gana, ¿quién es el culpable? ¿Los defensores o los delanteros? Racing tuvo goles sencillos para hacerlo", continuaba el relato cuando de repente: "Mirá el desborde de Matías García, lo puede ganar San martín, ¡golazo! De San Martín de Tucumán, Taca tiki tiki Taca Taca. En 5' furiosos le da vuelta el partido, le rompe el invicto, golazo por la jugada, lúcido garcía, cuando tanto lo criticábamos a Taca, San Martín sueña".

 

"Créanme que el 10 de San Martín no es Messi, es MatíasGarcía, gambeteó por la izquierda dejó hombres en el camino, lo dejó solo a Bieler, está ocurriendo un milagro en Tucumán. No daba la sensación de que iba a suceder, es un resultado inesperado. García se recuperó, parecía que perdía, corrió, gambeteó, llegó al área muerto lúcido y no se le cerró la cortina, golazo". Ah, y Marcelo Díaz se erró un gol increíble. Cosas maravillosas del fútbol.

 

 

Fuente: El Tucumano

Compartir

Comentarios