El músico no estaría muy contento con sus ayudantes.

El cantante demostró ser poco paciente con el equipo de trabajo que lo acompaña en cada recital. El video de "furia" recorre el mundo.

Luis Miguel resultó ser un cantante de pocas pulgas. Durante un recital en el Auditorio Nacional de México, como parte de la gira presentación de su disco México en la piel, tuvo un ataque de furia.

Mientras cantaba La fiesta del Mariachi, Luis Miguel se acercó a sus fans para obsequiarles rosas blancas. En ese momento, el "Sol de México" se enojó con un miembro de su equipo de sonido y luego de gritarle frente al público, le arrojó una flor con mucha bronca.

Luismi se quejó en ese momento del concierto por la baja calidad que tenía el sonido mientras cantaba. "Por lo que vemos parece que se enojó con las personas de sonido. Tanto fue su coraje (enojo) que le aventó (tiró) una de las rosas blancas que traía en la mano. Rosas que él siempre daba a su público”, escribió en Instagram Nelssie Carrillo, una periodista que asistió al concierto y captó el momento. 

Compartir

Comentarios