Cada vez más alejados. (Foto revista Caras)

El periodista le había aplicado un "bozal legal" a su hija. La justicia consideró que los dichos de la joven no violan su intimidad ni son difamatorios.

La Justicia llegó a la pelea de Jorge Rial y Morena su hija. La joven aseguró que estaba en juicio con su padre y no lo podía nombrar porque el periodista le había puesto un bozal legal. Pero ahora las cosas cambiaron: hay un fallo judicial que revocó la restricción.

Todo comenzó porque el periodista desaprobaba la relación de la joven con  Facundo Ambrosioni cuyo progenitor estaba preso y sospechado de integrar una asociación ilícita vinculada a los remates judiciales.

"Estoy en un juicio con J.R. y no lo puedo nombrar porque tengo un 'bozal legal' y eso va a lastimar a la persona que yo tengo al lado porque se hizo público todo el tema de mi suegro que estaba preso y demás", explicó Morena en una entrevista.

Si bien el juez de primera instancia aceptó el pedido de Rial y le impuso un 'bozal legal' a Morena, el abogado Sebastián Borras Cedrun apeló el fallo y la Cámara de apelaciones decidió revocarlo.

"Analizada la conducta de la demandada, denota una conflictiva situación familiar no resulta, que deriva en críticas hacia comportamientos de su padre, pero que no revelan de manera fehaciente una violación de su intimidad", explicó el tribunal hacia el final de la resolución de la apelación antes mencionada.

Y siguió: "La demandada critica, principalmente, la relación de su padre con su actual pareja, lo que a veces suele ocurrir con hijos de un primer matrimonio. Sus expresiones no se muestran realmente destinadas al escarnio público. Tampoco prima facie (a primera vista) aparecen difamatorias, ni le atribuyen al actor hechos ilícitos".

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios