Argumentaron que "la devaluación cambió todo el panorama".

Las jornadas de descuentos en ventas online, entre el 29 y el 31 de este mes, sufrieron una maniobra en la que los comerciantes subieron hasta un 25%.

Con el consumo interno golpeado, una fecha especial como el Cyber Monday podría transformarse en una excelente oportunidad para darse un gusto, aprovechando las ofertas que proponen desde hace siete años los minoristas argentinos.

Sin embargo, los compradores online pueden encontrarse con más de una sorpresa a la hora de la búsqueda. En los últimos días, una buena porción de las 500 empresas que participarán del Cyber Monday -que se extenderá entre el 29 y el 31 de octubre- han decidido retocar los precios de los productos sobre los que harán descuentos y promociones.

Un relevamiento realizado por BAE Negocios en Comparacity, un portal que se especializa en cotejar precios de productos, revela que en la última semana, muchos de esos valores han subido.

Por caso, un Smart TV 32 pulgadas que el último miércoles cotizaba a $7.999 ayer subió $1.000, es decir, un 12 por ciento. Otro ejemplo para resaltar es el de un Smart TV de 75 pulgadas que vende la cadena Musimundo que el último martes saltó desde los $89.300 hasta los $111.625, un alza del 25 por ciento.

En notebooks también hubo retoques aunque con algo más de anticipación. Hasta hace seis días, la misma red ofrecía un equipo de última generación a $55.249. El mismo artículo hoy cotiza a $64.999, 17% más.

En el rubro hogar también hay diferencias notables en varios artículos. Un sillón de tres cuerpos que hasta el miércoles valía $17.999 ayer estaba publicado un 16% más.

Paciencia

Si bien es cierto que estas subas repentinas de último momento se dan en todos los rubros y que, en otros casos, esos incrementos ya habían sido cristalizados hace un par de semanas, también es verdad que algunos artículos, sobre todo los electrónicos, han experimentado una baja de sus valores en los últimos meses. Santiago Botta, Co-Founder y Director de Comparacity, atribuye estos vaivenes de precios al contexto de alta volatibilidad. "La devaluación cambió todo el panorama. Nosotros hacemos relevamientos y observamos que los valores de muchos productos se modifican hora a hora".

Por esa razón, los especialistas aconsejan mirar muy bien los precios de los productos y, sobre todo, hacer una comparación de lo que ofrecen todos los comerciantes para asegurarse que están comprando un artículos o servicios con un descuento verdadero.

Incluso, para este año se vislumbra una importante dispersión de precios que obligará a los consumidores a ser más meticulosos para encontrar las mejores opciones. Por ejemplo, Garbarino ofrece un sommier y colchón de resortes Springwall de 140 x 190 centímetros a $6.939. El mismo producto en Frávega, su principal competidor, se vende a $14.299. "Algunas empresas eligen absorber la suba de costos, sacrificando rentabilidad y otras las trasladan a los precios. Esto hace que veamos diferencias de precios para un mismo producto", concluye Botta.

Fuente: Bae Negocios.

Compartir

Comentarios