De esta manera, se cumplieron las estimaciones de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) que estimaba llegar a los 14,275 millones de toneladas, al comienzo de la campaña.

Se cumplieron con las estimaciones de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) que había anticipado que los valores de materia prima (caña neta) que se iban a moler, estimados a principio de zafra, llegaban a los 14,275 millones de toneladas. Hasta el momento en Tucumán, el registro de la molienda en los 15 ingenios llega a los 14,183 millones de toneladas.

Las últimas lluvias paralizaron la molienda en los cuatro ingenios que aún continúan con la producción azucarera en la provincia, y quizá sea éste el anticipo del final de la zafra 2018.

Por su parte, el ingenio La Providencia sufrió algunas roturas en su fábrica y se estima que entre la reparación en marcha y el final de zafra no quedan más de 10 días. En el Leales y Santa Rosa la actividad también podría extenderse hasta unos 10 días, en tanto que directivos de La Florida aseguraron que terminarían la zafra en menos de dos semanas, ya que aún tienen una importante cantidad de caña propia y que esperarán que deje de llover para llevarla a la molienda.

En tanto, los números que arroja hasta el momento la producción azucarera revelan que este año fue apenas mayor que la registrada en 2017 (1,338 millón de t). Hasta cerca del 19 de este mes, entre los 15 ingenios tucumanos llevaban elaborado 1,342 millón de toneladas de azúcar, destacándose el Concepción como la industria de mayor producción, con 260.560 toneladas, y con un rendimiento fabril igual de excelente: 10,264%.

Resuelto los inconvenientes en el ingenio San Juan, la fábrica llegó a producir 352 t de azúcar luego de la breve molienda de 3.575 toneladas de caña neta, a un rendimiento de 9,855%.

De todas maneras, quedan algunos cañaverales en pie, de manera que si arranca otra vez la producción se llegará muy cerca a aquellos valores estimados originalmente. En el balance de la zafra de este año, la Eeaoc indicó que en términos de producción, se tuvo un invierno benévolo porque no hubo tantas lluvias y así la cosecha transitó sin inconvenientes y a buen ritmo de molienda. Sobre el abrupto final de la campaña que podrían desencadenar las lluvias de la última semana, señalaron que todo dependerá de las circunstancias de cada fábrica. 

Compartir

Comentarios