Alperovich en una de sus visitas al interior

El actual senador no dio a conocer quién lo acompañará en la fórmula. Dijo que está abierto al diálogo con todos los sectores.


Falbata que él mismo lo confirmara y así ocurrió. En una suerte de raid periodístico, el senador José Alperovich confirmó a LV12 su candidatura a Gobernador en 2019.

"Voy a ser candidato a gobernador", anunció, luego de tres años fuera de la conducción del Poder Ejecutivo. 

El ex mandatario provincial explicó cuál es la necesidad de presentarse nuevamente como candidato y anticpó algunos de las propuestas que presentará como candidato, teniendo en cuenta que ya tiene una estructura armada de dirigentes. 

El parlamentario habló de la fórmula Manzur-Jaldo, de su relación con Cristina Kirchner, de la gestión del presidente Mauricio Macri y de su posible candidato/a a vicegobernador. 

"Yo he dado mucho y he trabajado mucho, y pude recuperar una provincia cuando dejé la gobernación. Cuando dejé de ser gobernador no me fuí de Tucumán, he seguido estando al lado de la gente y la verdad que en todas estas recorridas ví que hemos rectrocedido mucho durante estos tres años", argumentó en relación a su lanzamiento como candidato. 

Manifestó que decidió dar lucha a nivel nacional con un Peronismo unido, con Cristina incluída porque "es una de las candidatas que más votos tiene. Si el Peronismo no va unido gana Macri y yo voy a luchar mucho por la unión del Peronismo".

"Cuando yo digo con Cristina es porque siento que es lo mismo que me han hecho a mí. No se muerde la mano de quien te da de comer, y Cristina y Néstor me dieron mucho. Resulta que en el acto del 17 pudo estar Barrionuevo, Cisneros, pero no Cristina. Juan y Osvaldo han sido funcionarios míos, yo no me voy a pelear con gente que puse durante 12 años. Osvaldo estuvo en la Caja Polular de Ahorros, luego fue ministro y diputado. Juan estuvo como ministro de salud, luego vicegobernador y finalmente estuvo como ministro de Salud de la nación, o sea que gente que ha trabajado mucho conmigo", remarcó.

Para el candidato a gobernador, "el Peronismo no es cantar la marcha solamente, el Peronismo es ver cuánto se destina del presupuesto a la clase media y baja y es dar soluciones concretas a la gente".
  
Dijo que durante sus años de gestión como gobernador aprendió mucho, pero mucho más aprendió cuando dejó el Ejecutivo provincial.

"Tucumán tiene que cambiar su calidad institucional. hoy la gente nos dice basta de acolpes y de dobles candidaturas. Tenemos que que trabajar por mejorar el tema de la seguridad, se debe terminar la puerta giratoria para los delincuentes, donde la Policía y la Justicia deben trabajar juntas", señaló.

En cuanto al equipo que lo acompañará, expresó: "Voy a juntar a muchos comnpañeros que están conmigo, que creen en este proyecto, pero también vamos a sumar a muchos independientes. Yo ya tengo un equipo porque acá no se puede improvisar. Hay un equipo que está trabajando en inseguridad, en desarrollo social con la clase humilde porque hay que tener un equipo que sepa lo que la gente está necesitando".

En este sentido, hizo referencia a su acercamiento al "Pulguita" Rodríguez, y al respecto comentó que "El Pulga me pidió que demos soluciones a dos familias en Simoca. Yo quiero un Tucumán con gente que quiera comprometerse, no quiero influencers, no quiero poner figuras lindas para que me voten", afirmó. 

Respecto a su compañero de fórmula, respondió que ya tiene definido su perfil, pero que todavía no decidió quién será.  "Tengo el perfil, pero todavía no decidí quién me acompañará en la fórmula. Todo está armado en base a este proyecto. Creo que vamos a tener la mejor gente, es un proyecto que está muy claro . Hay un compromiso en serio porque nuestro sueño es llegar para cambiar la vida de los tucumanos".

Consultado por el diálogo que mantiene con Manzur, dijo que hace tres o cuatro meses que cortó la comunicación con el titular del PE. No obstante aclaró que "nunca habló mal del gobernador, sino de lo que está pasando hoy en la sociedad. Pero el diálogo está abierto". 

En esa misma sintonía, afirmó que no negocia cargos. "Yo voy a hablar con todo el mundo como lo hago hoy. Recibo a radicales, a todos los compañeros que no pueden aparecer porque tienen miedo porque reciben amenazas, los aprietan o les prohíben que me saluden cuando voy a auna comuna. Yo jamás obligue a nadie, yo veo la política de manera distinta", concluyó.

Compartir

Comentarios