El funcionario defendió el proyecto de ley.

El ministro de Hacienda consideró que la medida responde a una coyuntura económica difícil para el país. El debate se inició con críticas de la oposición.

Con fuertes críticas del peronismo a la política económica del Gobierno macrista, pero también señales de que no habrá obstáculos a la sanción de la ley, empezó en la tarde de este lunes en el Senado el debate en comisión del Presupuesto 2019, que tuvo media sanción en Diputados en la madrugada del jueves pasado.

 

 

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, admitió de entrada, en su exposición, que el Presupuesto 2019 “responde a una coyuntura económica difícil para Argentina”, en la que el acompañamiento del Congreso sería “una señal muy importante para reducir la incertidumbre”.

El ministro y otros funcionarios, en la tarde de este lunes en el Senado.

 

"En 2019 esperamos una caída promedio del 0,5%”, confirmó Dujovne los números negativos que están planteados como meta, al exponer ante la Comisión de Presupuesto, que preside Esteban Bullrich. La semana pasada Diputados dio media sanción al proyecto con 138 votos positivos, 103 negativos y ocho abstenciones.

Dujovne llegó al Senado acompañado por el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena; el secretario de Política Económica, Miguel Braun; y el secretario de Energía, Javier Iguacel.

 

"Del Senado el Presupuesto va a salir", sostuvo en la ronda de preguntas el jefe de la bancada del Peronismo Federal. Pero lo dijo en el marco de un discurso muy crítico del rumbo general de la economía. "Hay que decirle a la gente hacia donde van, cuánto falta para completar el esfuerzo porque la incertidumbre permanente licua toda esperanza".

Nicolás Dujovne insistió con que el Gobierno espera una caída del 0,5% de la economía en 2019.

 

Pichetto criticó duramente a Luis Caputo ("un personaje de menor cuantía", lo calificó) por su renuncia al Banco Central cuando el Presidente negociaba el acuerdo con el FMI en Estados Unidos. Y a su predecesor, Federico Sturzenegger, quien "estuvo en las encrucijadas de la economía argentina estuvo en los lugares más oscuros". como el megacanje y el blindaje. También le apuntó al secretario Miguel Braun, cuya familia es propietaria de La Anónima: "Ustedes importaban cerdos y tomates de Dinamarca". Y pidió defender las industrias nacionales. Por otra parte Pichetto ratificó que irán por cambios en Bienes Personales -proyecto que se debate por separado y volvería a Diputados.

Duro fue también el peronista formoseño José Mayans en la intervención que lo precedió. "Este Presupuesto es para pagar la usura de 800 mil millones de pesos". Hay ambiente" para aprobarlo, concedió. Pero sostuvo que el plan económico es "insustentable. Ojalá hubiesen escuchado a la oposición de hacer un replanteo. La plata que vino del Fondo, 14 mil millones todo afuera, a pagar usura".

 

 

Dujovne en su respuesta enumeró los problemas que el Gobierno aduce que cambiaron el escenario: la sequía, la salida de fondos, y también  el efecto en las inversiones de los cuadernos de las coimas. Pidió "no enfrascarnos en la discusión del pasado" sino ir a un Presupuesto "sin déficit fiscal" para "volver al equilibrio".

 

 

A su turno, el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, defendió. "Se sobrestimó el cambio de gobierno para dejar atrás una cultura populista. Por eso es una buena señal la que ha dado en Diputados, encontrar una salida para el Presupuesto".

Senador del PJ José Mayans, en su banca, en agosto pasado.

 

"El costo de una economía cerrada, de mentir, se paga -siguió Naidenoff-. Pero tenemos un tipo de cambio que el año que viene las exportaciones van a tener un incremento de 21%. Acá no hay aprietes, uno conoce el peso político del peronismo en la Argentina. Miren 2015. Y ahora, mal no les fue", dijo por el estado de equilibrio de las cuentas de las provincias en la actual gestión.

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios