El Pelusa ya consiguió el primer objetivo en México y va por más.

El Dorados de Sinaloa venció a Venados por 1 a 0 y se aseguró la clasificación a la Liguilla para ascender a Primera. El Diez lo celebró con todo.

"El equipo está a punto para competir con cualquiera", expresó Diego Maradona con una sonrisa de oreja a oreja tras una nueva victoria de Dorados de Sinaloa. El optimismo renace en El Gran Pez que, con el 1-0 conseguido frente a Venados en territorio ajeno, aseguró su lugar en la Liguilla, a falta de una fecha para terminar el torneo Apertura en el Ascenso de México.

El encuentro comenzó con mucho roce y pocas llegadas a las áreas. Dorados fue más insistente en ataque y la chance más clara llegó a los 26 minutos, cuando el ecuatoriano Vinicio Angulo tiró un centro para Edson Rivera, quien remató mal y la pelota voló por encima del travesaño. 

Jugadores de El Gran Pez festejan con el Diego el pase a la liguilla.

 

En la segunda mitad, el conjunto de Sinaloa mantuvo el asedio y dejó escapar por lo menos tres oportunidades de abrir el marcador.

Diego debió esperar hasta los 26 minutos del complemento para festejar la apertura del marcador en el estadio Carlos Iturralde Rivero. Tras un tiro de esquina, Edson River cabeceó defectuosamente, pero apareció Fernando Arce Juárez, quien anticipó a la defensa y rompió la paridad. 

Venados intentó acercarse al arco defendido por el ex jugador de Banfield Gaspar Servio. Freddy Martin robó balón en tres cuartos de cancha y se animó con un disparo potente que se fue desviado. Fue la última del local, que se quedó con las manos vacías.

Así, Diego pudo festejar la quinta victoria al hilo de su equipo. Aunque se lo vio con una venda elástica en la pierna derecha, prescindió de las muletas que había usado en el partido contra Mineros de Zacatecas y desató su euforia consumada la victoria. 

Maradona y su ayduante Luis Islas.

 

Después de celebrar su 59° cumpleaños el pasado martes, los festejos de Diego siguieron con el triunfo y en el vestuario, donde no faltó el clásico baile con sus dirigidos.

 

Fue el sexto triunfo conseguido en siete partidos dirigidos por el técnico argentino que revolucionó Dorados desde su llegada. En septiembre pasado, el equipo tenía solamente tres puntos en seis cotejos y luchaba en los puestos de abajo.

Con Diego en el banco, alcanzó las 21 unidades que lo ubican en el sexto puesto de la clasificación (acceden a la liguilla los primeros ocho de los 15 participantes) con una fecha en el calendario regular.

 

El próximo desafío de Dorados será el sábado 10 de noviembre sobre la medianoche de la Argentina, cuando reciba a Atlético San Luis, un rival directo, que está quinto, con un punto más que los de Culiacán. 

Será clave una victoria para quedar lo más arriba posible. En caso de mantener el sexto lugar, chocará con el tercero que hoy sería Cimarrones de Sonora (25 puntos). 

 

De la mano de Maradona, Dorados buscará ascender a la máxima categoría por tercera ocasión en su historia. Para lograrlo deberá coronarse en uno de los dos torneos cortos y luego ganar una final ante el ganador del otro. 

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios