Invictus Gaming. China se consagra en el videojuego League of Legends.

El conjunto asiático derrotó a los europeos de Fnatic en una gran final a la que asistieron 50 mil personas y millones la siguieron a través de internet.

El último gran evento de deportes electrónicos (eSports) del año llegó a su fin y con una ceremonia de cierre digno de un Mundial de fútbol o un Superbowl de fútbol americano. Invictus Gaming derrotó sin complicaciones a Fnatic por 3 a 0 y se coronó campeón del Worlds 2018, ni más ni menos que el Mundial de League of Legends, el videojuego de PC con más de 100 millones de jugadores a nivel global.

El imponente estadio Munhak de Incheon, Corea del Sur, sede del Mundial de fútbol Corea - Japón 2002, fue el campo de batalla donde 50 mil fanáticos del videojuego y millones a través de internet pudieron ver la inapelable victoria del conjunto chino.

Pero antes de la acción, como suele suceder en la previa de este gran torneo de League of Legends, que celebró su séptima edición, hubo un show de alto nivel con una puesta en escena impresionante que combinó realidad aumentada de las campeonas (personajes), animaciones y mucha música.

En este rubro se destacó la performance de "POP/STARS", una nueva canción producida por Riot Games e interpretada por las cantantes Madison Beer, Miyeon y Soyeon de la banda Coreana (G)I-DLE, y Jaira Burns, quienes se unieron para formar la banda K/DA. Luego le llegó el turno a The Glitch Mob, Mako, The World Alive y Bobby the iKON, que interpretaron "Rise" el tema oficial del certamen creado Riot Games, la empresa detrás del videojuego.

Tras el color y la emoción de la apertura, Fnatic e Invictus Gaming, los representantes de Europa y China respectivamente, se vieron las caras para definir al nuevo monarca del videojuego al mejor de 5 partidas.

Ahí los asiáticos sacaron de entrada a relucir todo el nivel que mostraron a lo largo de octubre en Corea del Sur, y que le sirvió para ganar esta Copa del Invocador sin atenuantes y con una superioridad increíble sobre Fnatic.

La clave estuvo en jugadas puntuales que terminaron por decidir el destino de las partidas. La mayoría de ellas tuvo como protagonista a Zhen-Ning Gao (alias "Ning" en el juego), quien se desarrolla en la posición de jungla, y terminó siendo la gran figura. Además, la organización del torneo lo eligió como el MVP de la final.

De este modo, Invictus Gaming ganó por primera vez un campeonato mundial para China y el gran premio de 843,750 dólares. Este logro convirtió al equipo chino en la primera organización en tener el título de Worlds y The International -del videojuego Dota 2, rival de League of Legends- ambos en su vitrina.

Como suele suceder en los mundiales de fútbol, la compañía Riot Games ya tiene aseguradas las las próximas tres sedes del Mundial de League of Legends. Europa volverá ser protagonista de Worlds en París, cuatro años después la última edición que tuvo lugar en Berlín, Alemania. Luego le tocará el turno a China (2020) para celebrar los diez años de este certamen y Norteamérica (2021), quien ya tiene experiencia al haber organizado tres ediciones en el pasado.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios